domingo, 6 de julio de 2008

Y, finalmente, acá estoy...escribiendo

Y si, finalmente acá estoy. Intento utilizar este medio para canalizar tantas cosas que se me cruzan en la cabeza. Quienes me conocen mucho, saben que escribiendo soy más clara que hablando. Y no es casualidad, escribir exige ser preciso y por naturaleza, soy bastante aguda, la imprecisión me ... altera.
No es que no sea clara hablando pero, es cierto que para una persona que todavía se sonroja de tiempo en tiempo, la escritura se constituye en una herramienta fenomenal que me fluye con mayor naturalidad y me consume menos energía que la expresión oral. Tal como me enseñaron alguna vez en un curso de management, todos de alguna manera podemos hacer "todo", el tema es que algunas cosas nos consumen menos energía que otras. Pues bien, escribir fluye naturalmente en mí y me permite expresar todo lo que me despierta sensaciones especiales, aliviándome fenomenalmente.
Desde chica papá me decía: "es muy importante redactar bien". El comentario tenia que ver con percepción acerca de las competencias requeridas en su actividad laboral. Tal vez por eso, habrá quedado en mí este entusiasmo por escribir. En la escuela secundaria me elegian siempre para escribir los discursos. Recuerdo uno que escribí para un cierre de ciclo lectivo que terminaba con unos versos de Machado: "... y al volver la vista atrás, se vé la senda que nunca se ha de volver a pisar...caminante no hay camino, sino estelas en la mar". A todos les gustó mucho, sin embargo, yo me negué a leerlo, preferí que lo haga otro. La Directora del colegio sentenció: "Alejandra, tenés que hacerte cargo de lo que escribís, esto te va a pasar muchas veces en la vida, tendrías que leerlo". Tal vez haya tenido razón.
Luego avatares profesionales me llevaron a escribir algunos documentos sobre gobierno corporativo en banca. Sin embargo, profesionalmente, el mayor producto del que todavía no dejo de sorprenderme es el haber escrito en 1997 el libro "La Realidad Financiera del Banco Central" con Homero Braessas, que esté donde esté, se estará poniendo contento por esta iniciativa. Siempre me dió mucho aliento, aún cuando yo era muy jovencita y nada se podía imaginar acerca de mi futuro. En realidad, en eso estamos como ahora, como todos, quién puede saberlo?? Igual, siento que confió en mí, y me dió casi un cheque en blanco. Las más de 200 páginas del libro parecer dar testimonio de que valió la pena.
Finalmente, en cuestiones más íntimas que no desplegaré aquí, la capacidad de escribir me acercó a mucha gente querida. Las cosas con las que no podía lidiar frente a frente, surgian sin pudores con el golpeteo de los teclados (me olvidé un detalle: soy de la generación que escribe con todos los dedos). Me acerqué a mucha gente querida gracias a cartas de las de antes, mails de ahora. Algunos intercambios han sido tan amorosamente prolongados que no me creerían....
Volviendo al blog, creo que voy a intentar generar entradas variadas, porque variada es mi vida. Siempre con el sombrero de mujer, de mamá, aunque también de ciudadana, de profesional. Por eso imagino que iré mezclando temas apasionadamente como fiel retrato de la vida en nuestros tiempos. Por ejemplo, las mujeres siempre multitasking, somos capaces de saltar de organizar la logística de la casa para que no falte nada en la heladera, hasta hacer malabares para llegar al colegio si tenemos chicos, o para ver la manera de encontrar un minuto para ser a nuestros seres queridos (esos con los que no convivimos), al pediatra, a nuestra reunión profesional, a nuestras actividades de capacitación y siempre manteniendo una perfecta conexión con el mundo social y político que nos rodea. Todo eso...sin olvidar nuestros cuidados estéticos: actualizarnos sobre moda, actividad física, color en el pelo, manos, y.... y.... cómo no vamos a necesitar canalizar tanta energía por algún lado??? Y ese será entonces mi objetivo, servir como vaso comunicante, encontrar puntos y reflexiones comunes de interés. Siempre, de ser posible, imponiendo las emociones a la información.
Finalmente, quiero mencionar a las crónicas de viajes. Acabo de volver de unas vacaciones muy intensas en París y Londres. Allí se me ocurrió ir escribiendo lo que iba pasando día a día. Colgué las notas en facebook, mis amigos me alentaron (todos muy generosos, guiados por el cariño), y gracias a eso, me terminé decidiendo a poner en el aire el blog. Me atemoriza no tener claro cuánto tengo para decir, pero... sospecho que lo iré superando dejándolo "ser" al decir de los Beatles, "let it be, Ale, let it be".
Gracias a todos los que me alentaron. Espero no desilusionarlos. Aunque no cuento los elogios de mi mamá y mi papá cuando leyeron los relatos del viaje (por no ser obviamente objetivos), quiero reconocer que sin su apoyo y aliento incondicional, no seria "Ale", quien, firmará desde hoy en este blog.

9 comentarios:

Pia dijo...

Felicitaciones por este primer post Ale!
Me encanta cómo escribis. Estoy segura que en este medio vas a encontrar la posibilidad de expresarte abiertamente y de todos los temas que son de tu interés.
Dejá que fluya y va a salir un blog buenisimo!
Vamos por mas!
Pía

Ale dijo...

Gracias Pía por el impulso que me diste. Sin lugar a dudas vos fuiste la que me pusiste entre la espada y la pared. Cheers, ale

María Florencia dijo...

Que emocion!
Aguardo ansiosa tus post, felicitaciones miles por la iniciativa, escucharte es un placer, leerte sera un mimo, sin dudas...
Besosssss
Flor

El Bambi dijo...

Felicitaciones por esta iniciativa. Para este servidor, nada como escribir en el silencio de la noche, cuando el afuera duerme y la serenidad manda.

Ale dijo...

Flor, gracias por tu aliento, especialmente por lo que decís acerca de que escucharme es un placer!! Con la lata que últimamente te estoy dando!

Ale dijo...

Gracias a El Bambi por hacer el primer comentario de alguien que, creo, no me conoce.
Es cierto, escribir de noche es más fácil. Sin embargo, el problema, es que... la agenda del día siguiente no entiende razones. Como si nada exige la misma presencia. Caramba.
Gracias otra vez!

El Bambi dijo...

La verdad es que sí te conozco, pero uso un apodo de vieja raigambre, que también utilizo en el blog donde escribo de bueyes perdidos.

Suol dijo...

En otra parte de tu blog ya te felicitè por la iniciativa y por este nuevo salto en tu vida......
Sabès que siempre creì mucho en vos y por supuesto que entiendo que con la escritura te puedas comunicar mejor y por lo q llevo leido del blog, te aseguro q asi es.....
Sabes..... me da la sensaciòn que me estoy por contagiar..... y tal vez en cualquier momento me anime a empezar...... si bien tambièn tengo pendiente el continuar con el ya iniciado "libro de una suerte de mis memorias"...... me parece q me estas incentivando a ambas coas..... besotesssssssssss Su

Ale dijo...

Contagiate! Es muy sanador. Disfruto mucho escribiendo, lo dejo fluir, y si bien no soy un talento literario, tampoco me lo propongo...
Lo que si es una propuesta es usar este medio para canalizar tantas emociones que me producen nada mas ni nada menos que la vida... con todos sus matices, con todos sus multifacèticos aspectos.
Te mando un beso grande, grande.