sábado, 2 de agosto de 2008

¿Se acuerdan de la bolsa “para los mandados”?

Mi abuela Laura tenía bolsa “para los mandados”. Era de un entretejido fino, flexible y colorido. Las manijas eran plásticas y robustas. Era su compañera inseparable, no importaba lo que comprara: pan, carne, verduras, fiambres para los sandwichitos de la merienda… No puedo imaginarme a la abuela arrastrando bolsas de plástico.

Los comentarios sobre acumulación de bolsas de plástico se suelen abordar desde el daño ambiental que ocasionan. Leía hace algunas semanas en Clarín que se han encontrado bolsas plásticas en cantidades flotando al norte del Círculo Ártico y al sur, cerca de las Islas Malvinas. Si bien a la larga (entre 100 y 200 años) terminan degradándose, parece que finalmente se descomponen en “petro-polímeros” tóxicos que contaminarán los suelos y los ríos.

Al daño ambiental, propongo agregarles los efectos que causan sobre nosotros mismos. Les cuento lo que a mí me pasa con ellas: me fastidio porque ocupan lugar, porque los cajones de la cocina se traban cuando las bolsas se embrollan en el fondo, ni hablar de las marcas en los dedos que me quedan después de llevar varias pesadas al mismo tiempo. Finalmente, son tan poco elegantes!

Recientemente, pude palpitar la tenaz campaña que están llevando a cabo en el Reino Unido sobre el tema. Por ejemplo, la cadena Mark & Spencer, además de ofrecer lindas bolsas reutilizables, carga 5 centavos por cada bolsa de plástico que le piden los clientes, los cuales son donados para financiar proyectos “verdes”. Con la iniciativa redujo un 76% el uso de bolsas de plástico y a su vez recaudó para donaciones 246.535 pounds. Salinsbury, la otra cadena de supermercados implementó un sistema de acumulación de puntos para clientes que reutilicen en compras sucesivas las bolsas plásticas que se llevan. Además, ofrece a la venta una variada gama de bolsas para mandados. Los nombres de los modelos, más que elocuentes: Bags for life (Bolsas para la vida), Super Shopper (Super Comprador), Jute Bag (Bolsa de Yute), Cool Bag (Bolsa…cool). Finalmente, todos los comercios, a la hora de entregar sus productos preguntan: ¿quiere bolsa??

En ese clima verde, me compré una bolsa “para los mandados”. Luce orgulloso un bordado: “I am not a plastic bag” (“yo no soy una bolsa de plástico”). La vendedora me la dió en… una bolsa de plástico. Cuando me alejé del negocio, pensé y volví de inmediato a devolvérsela. No resistí la inconsistencia.

De regreso del viaje estuve más alerta. En Buenos Aires, no solo en los supermercados me daban bolsas. Noté que también lo hacían cuando compraba una caja de aspirinas, un dvd, una golosina, una fuentecita de ensalada, una revista! Bolsas pequeñas, medianas se me cruzaban a cada paso. Nadie me preguntaba si las quería, sencillamente me las daban, y yo, sistemáticamente, las recibía.

Reconozco que para compras grandes las bolsas plásticas son difíciles de reemplazar, que la escala y métodos de compra de la actualidad, no se asemeja a la del día a día de la época de la abuela Laura. Pero… no será demasiado que las bolsas de plástico también se entreguen a escala microcósmica en kioscos, farmacias, videoclubes, etc.,etc.???

Por todo esto, decidí que mientras germine y fluya alguna iniciativa coordenada, consistente y, fundamentalmente, consciente en el país, voy a implementar mi propio plan estratégico “verde”. Por ejemplo, voy a intentar anticiparme a los vendedores. Hoy compré unos dvd para Leandro, mi hijo mayor, y le dije a la vendedora: “Dámelos. Los llevo en la cartera”. Me miró raro. Por su parte, mi nueva bolsa, que no es de plástico, va conmigo en el coche a todos lados.

Mi abuela Laura hacía las compras de a pie. Por lo visto también preservaba el medio ambiente.
PS. Gracias Facundo, hijo querido, por la producción y composición de la foto que ilustra el post.

19 comentarios:

El Bambi dijo...

A mí me resultan útiles para poner la basura, en lugar de comprar bolsas de residuos.

Eso sí, en los kioscos y demás también rechazo bolsitas que no necesito.

Ale dijo...

Sí, a mi también pero debo reconocer que a mí se me acumulan a mayor velocidad que el consumo que requiere la gestión de la basura... por eso se me acumulan en los cajones de la cocina!
Gracias por tus comentarios!

lili dijo...

Ale, a mi me pasa los mismo se me acumulan y termino tirándolas, además tengo un aparatito en el lavadero, que es justamente para acumular bolsitas (son esos elemento inútiles que uno compra debés en cuando) y cuando se llena termino tirándolas todas a la basura, también leí que en algunos super grandes quieren implementar las bolsas de papel madera, justamente para ayudar al medio ambiente, veremos que pasa ..., y si me acuerdo de la bolsa de las compras y para las cosas pesadas en changuito con rueditas, te acordás ???

camilo dijo...

¡Qué buena foto! Y sí... si pudiéramos hacer un esfuerzo. Me encantan los coches híbridos y sobre todo los de hidrógeno, sólo porque son mucho más ecológicos, independientemente de la pinta y la velocidad (eso sí, con aire acondicionado y dirección asistida). Y las centrales hidroeléctricas y los molinos y las células solares, pero, me parece que debería empezar por las bolsitas, está a nuestro alcance. Al menos ya saco las botellas y las cajas de empanadas y papeles sin embolsar, el edificio recicla.

Ale dijo...

Lily, claro que me acuerdo del changuito! En mi pre-historia tuve uno. Si encima tenian lugar para llevar las botellas paraditas, eran como tener un fórmula uno. Eso sí, eran incómodos para guardar, una cochera acaso?
Me hizo reir mucho tu comentario de los "cosos" para guardar bolsitas. Yo también alguna vez caí en la tentación de comprarlo pero tampoco resultaron...

Ale dijo...

camilo, grande tu edificio!! Estoy de acuerdo, podemos comenzar por lo que tenemos a mano. Para el Smart Car vamos a tener que esperar...

Marce dijo...

¡Ya no me banco las bolsas!
No me las banco más; no sirven para nada; ni para la basura por que en el edificio donde vivo a las bolsas de residuos las provee el consorcio; son todas igualitas y funestas; cuando voy a guardar algo en ellas; seguramente están humedas o con algún ticket y/o promoción y si quiero transportar algo en ellas seguramente se me rompen...

Yo soy partidaria de la antigua bolsa, el antiguo canasto.. etc; quizas tenga que ver con mi compulsiva aficción a las carteras, y de ahí me surge otra idea, ¿por qué no tener una propia colección para ir al super?; algo que haga compossé con nuestra ropa.. o con las compras.. o variando de acuerdo a la época del año, ejm. bolsas primavera/verano; bolsas otoño/invierno, etc.
¿uizás sea conveniente mantener una charla con algún joven puro diseño para implementarlo, no?

Ale dijo...

Claro que sí, creo que en algo así estaba el restaurant orgánico BIO de Palermo en coordinación con la Cooperativa La Juanita.
Veo que somos muchos los que estamos en sintonía!

Mercedes Angela dijo...

adorada mía, me dió mucha ternura tu comentario acerca de la abuela Laura, seguro que ella desde el lugar donde se encuentra se puso muy contenta y orgullosa por tu recuerdo. "Gracias" me emocíonó mucho. mamá.

Luciana dijo...

Hola Alejandra, muy interesante tu post. Mi abuela también tenía su bolsa y de ninguna manera se le ocurría aceptar una de plástico!
Estaría buenísimo que en nuestro país se implementen medidas similares a las que comentás.
Por ahora, la mejor solución que encontré es llevar mi propia bolsita y que me miren como a una loca en todos los negocios.
Saludos!

Luciana
http://www.elviajedeodiseo.com/blog

Ale dijo...

Gracias Luciana por tu comentario. Evidentemente, estamos orgullosas de nuestras abuelas... y de nuestras bolsas de tela!
Las medidas generales...veremos cuándo llegan pero, el hecho de comenzar a hablar del tema, y reflexionar, parece auspicioso aunque más no sea a nivel "micro". De a poquito.

Nata dijo...

hola a todos! bueno, queria comentarles que también hago "mi propia campaña" contra las bolsas plásticas...hace rato voy a comprar con mi bolsa de mandados y estoy pensando en un "changuito" cuando voy al super a hacer compra grande. Quiero pedir su opinión acerca de la dificultad que encuentro y el cargo de conciencia que me dá porque no encuentro sustituto para la basura, en el tacho de basura SI uso bolsa de plástico...no se me ocurre otra cosa... por otro lado tampoco encuentro con que juntar la caca de mi perro, también lo hago con una bolsa de plástico!!!! necesito ideas para poder suplantarlas.
saludos a todos.

Flor dijo...

yo quiero una shopping bag como la de Ale!
Las bolsitas del super... no las uso, las tiro, pero eso no ayuda mucho... la idea es que no salgan de super no?... recuerdo que mi papa salia del super con cajas, alli llevaba todo.. lo seguira haciendo?
apenas colaboro separando papel, cartones, diarios y botellas del resto de la basura, aunque no es porque mi edificio recicle (que bien eso!), sino para el cartonero de la cuadra (nuestro a su modo "reciclador"). Tantos anos hurgando nuestra basura, algunos aprendimos a colaborarle en su tarea.
Leyendolos me doy cuenta que puedo hacer bastante mas... punto para Ale!

Ale dijo...

flor, viste cómo este tema nos está permitiendo tener nuevas miradas sobre nuestros orígenes? Qué bueno lo que decís con respecto a tu papá y las cajas... Claramente, las compras son un ritual previo a la bolsa de plástico!

Ale dijo...

Nata, tenés razón. Creo que para ciertas cosas las bolsas son insustituíbles. Creo que la estrategia debiera consistir en ir reduciendo sistemáticamente el uso de bolsas en lo que SI se puede reducir, y industrialmente ir reemplazando las insustituíbles por bolsas plásticas pero reciclables que, por lo que investigué existen pero son muy caras. Gracias por tu comentario y aguante el changuito!

Turca dijo...

Yo uso changuito... y no me da vergüenza para nada!!!!!!!!! Y eso que las pocas señoras de mi barrio que las usan tienen más de 60 todas!
Bello post!
Besito.

Ale dijo...

Gracias Turca por el calificativo de "Bello Post". Estoy dando los primeros pasos y tu feed back me alienta. Gracias otra vez!!!
Cariños,

Noel Alvarez dijo...

Hola, cuántos mensajes interesantes! Con mis compañeros de trabajo compartimos la misma inquietud y generamos una campaña un poco más amplia: No uso bolsas plásticas (www.nousobolsasplasticas.com). Desde marzo, hemos logrado convocar más de 1000 personas en Facebook
http://apps.facebook.com/causes/59366?m=0a62c&recruiter_id=11807641
Difundimos este video: http://www.youtube.com/watch?v=19pzud2tiDw
y pusimos a disposición de quien la desee, esta bolsita: http://www.nousobolsasplasticas.com/a/quiero/

Ojalá contemos con su apoyo y celebremos juntos la noticia reciente de que salió una ley que las prohibe para la provincia de Buenos Aires,

Saludos afectuosos!

Ale dijo...

Gracias Noel por la info! Ya me sumé a la causa en facebook!