sábado, 20 de diciembre de 2008

All I want for Christmas is you, and you, and you...





Diciembre es un mes muy especial. Ya desde fines de Noviembre nos lo comienza a insinuar la temprana ornamentación navideña. Sin embargo, antes se imponen otros temas. Por ejemplo, a nivel estudiantil, Diciembre es símbolo de exámenes, cambios drásticos en las rutinas. Quienes tienen hijos en escuela primaria ven venir encima la preocupación por la aplicación del tiempo libre. Si son chicos, ¿van a la colonia? ¿cuál? Si son mas grandes, lo que domina es la tensión por los exámenes, ¿se lleva o no se lleva materias? no, sí, ¿cuántas???? Aprueba en Diciembre, o ¿patea a Marzo? Si son universitarios, parciales, finales, apuntes, libros por doquier, hasta la segunda quincena. Leen, leen y leen. Jornadas laaargas.

A nivel actividad laboral también hay aceleración. Queremos hacer todo lo que no hicimos el resto del año en estas semanas cortas que parecen normales pero no lo son. Hasta es difícil saber con cuántos días hábiles contamos. ¿Hay asueto administrativo? ¿Hay bancos? Las cosas mínimas que se mantuvieron durmiendo todo el año parecen querer desperezarse justo ahora que debieran seguir roncando hasta Febrero.

La sensación de que en Enero no va a haber gente cerca (aunque todos finalmente estemos) también influye en citas, reuniones, hasta visitas médicas! Nos acordamos que pasó el año y no nos hicimos un chequeo, o no fuimos al dentista y... allá vamos.

El panorama se completa con comercios llenos, gente que corre de un lugar para otro. Corremos para ir a las fiestas de colegio de los chicos, corremos para comprar los regalitos para navidad, corremos para hacer las compras del super, corremos en sucesión de brindis para ver a todos antes de... antes de qué??

¿Cómo no va a traer angustias el mes de Diciembre?? Si encima se cierran balances! Balances financieros (este año todos somos mas pobres....) pero también, balances personales. ¿Alcanzamos los objetivos que nos propusimos? ¿Qué nos distrajo?

De eso se ocuparán en los próximos días los noticieros con el desfile de anuarios realizados en todos los canales donde no faltarán por supuesto el conflicto con el campo, el histórico voto de Cobos, las AFJP que ya no son, la deuda con el Club de París que íbamos a pagar pero no (ya nadie recueda), Moreno y la inflación dibujada, Moreno y la destrucción del Indec, Moreno y la prepotencia también en el mercado cambiario. Kirchner y sus discursos primitivos. Cristina y su voz crispada. La oposición desarticulada.

Diciembre no es un mes fácil. Pero si no nos presionamos, será mucho mejor. Propongo no exigirnos hacer cosas que no querramos. Brindemos sólo con quienes tengamos ganas. Abracemos con los brazos siguiendo nuestro corazón.

Que la verdadera Fiesta sea detenernos a elegir qué queremos hacer y hacer sólo eso. Elegir sólo ese evento, ese brindis, esa visita, ese regalo, ese silencio, esos abrazos que sentimos que deseamos hacer. Sin esfuerzo. Si lo logramos, veremos que Diciembre fluirá más naturalmente.

No dejemos que los mandatos sociales nos lleven por delante, elijamos, siempre, como dice Mariah Carey en la canción: " all I want for Christmas is you" (sólo te quiero para Navidad a vos). Como regalo de Navidad les seleccioné dos versiones. Una la entrañable de la película Realmente Amor, esa joya inglesa que veo y reveo y siempre me emociona hasta las lágrimas. Hacia el final y confluyendo como piezas de rompecabezas todas las historias, la canción es interpretada por una jovencita que, a través de la canción le reconoce vergonzosa, cantando, al niño baterista que estaba perdidamente enamorado de ella que lo único que quería para esas navidades era a él, y mientras tanto con su canto seduce al público que se suma en aplausos, o se funde en besos (como el caso del Hugh Grant, adorable como siempre). La otra versión es la clásica interpretada por Mariah Carey. Escuchen ambas y reconozcan cómo se les mueven los piés. Para entonces, Diciembre será mas liviano. Feliz Año 2009 para todos!!!




7 comentarios:

camilo dijo...

Sos una bestia, un caramelo de leche, un hada que perdió el rumbo al poblado del vado de cañizo, sos...

Este artículo es muy bueno y la frutilla es el video del nene de la batería y la chiquita plateada.

¡Feliz diciembre liviano!

Ale dijo...

yo no sé muy bien por qué escribí lo que escribí pero sé que escuchar la canción me hizo mucho bien!!
you, you, and you!!

Mercedes Angela dijo...

¡¡¡¡Hermosísimo!!!! FELICITACIONES!!!!

Suol dijo...

Sinceramente excepcional, la verdad comparto mucho de lo q volcas en el artìculo y màs que nunca considero que es importantisimo tener un Diciembre super liviano!!!!!!!!!!!!!
Ademàs me encantò la frase con la sintetizas tus deseos navideños.....
Cada dìa màs comprendo la importancia de que los habitantes del mundo reciban MUCHA MUCHA LUZ para iluminar el camino de sus vidas...
Me encantò q hallas poder ver un nuevo salto en tu vida..... ( y mira q te conozco unos cuantos!!!!)
Avanti siempre avanti....

Ale dijo...

Gracias Susana!!!! Es extraña la vida, te da oportunidades a cada paso, tal vez el desafìo es reconocerlas, no?
Como escribìa mas arriba, no sè muy bien còmo terminè escribiendo este post, ni menos còmo lleguè a los videos. Sòlo sè que me hace bien.
Te deseo lo mejor para estas Fiestas y por sobre todas las cosas: un Diciembre liviano, no?? Besos!

lili dijo...

Sos una genia escribiendo, que poder de síntesis y como te salen las palabras tan naturalmente, como reflejas los sentimientos de todos en tus palabras.
Yo te deseo a vos y tu familia (ahora un poquito más grande) todo lo mejor y que se cumpla todo lo que deseaste para nosotros. Te quiero mucho un beso.

Ale dijo...

Gracias Lily!!! Te mando un beso grande y que seas muy feliz en este nuevo año. Claro que sì!!! Chìn, chin!
Ps. lo del poder de sìntesis no te creo, vos me conocès mucho por eso entendès lo que escribo!!