lunes, 26 de octubre de 2009

¿Cuántos talentos como Lionel Messi existen pero en lugar de promoverlos, los sofocamos?

Cuando una persona tan icónica como Maradona, está en escena no hay manera que algo crezca a su alrededor. Todo es él, él, y él. Hace ya semanas que debatimos que fue un grosero, que dijo, que no dijo, que nos representa, que no, que debe renunciar, que no, que es una víctima, que no. Evidentemente, es imposible mantenerse indiferente. Y ese es el problema. Encandilados por los grandes individualismos, nos olvidamos de nuestra torpeza colectiva.

Se me ocurre que Messi es un buen ejemplo de lo que siento. Aunque no sea futbolísticamente correcto (es claro que no soy una experta…), hilvané algunas ideas que creo apoyan lo que quiero transmitir. Disculpas de antemano por cualquier error futbolístico. Decididamente, no es lo mío…

Messi en Argentina es la sombra del que brilla en Barcelona.el fenómeno del Barcelona, fue un opaco jugador en la selección Argentina. ¿Quién es Messi? Este que brilla:



O este cabizbajo:





¿No será el ambiente de trabajo lo que lo sofoca? ¿No será que las habilidades individuales por sí solas no lo pueden todo? Veamos el caso, sólo como disparador para proyectarlo a otros ámbitos:

El Barcelona es un Club modelo. Los entrenamientos son rigurosos. Dice sobre su sello distintivo La Global Fitness Comunity en un post del pasado 19/8: “La técnica y conocimiento del balón son fomentados y por lo tanto ejercitados excesivamente, pasando a segundo plano la fuerza. No importa qué tan fuerte sean los jóvenes, sino cómo manejan el balón, cómo se mueven y qué tan hábiles se comportan en el partido”, sobre la condición física de Messi puntualmente dice “no viene como por obra de magia de su habilidad para manejar el balón, un entrenamiento duro está también por detrás. El drill en el entrenamiento juvenil del Barcelona y el trabajo constructivo profesional en equipos de primera han llevado a Messi a la cima..."

Repasemos las estrategias argentinas: equipo que se reúne esporádicamente, designaciones de unos para mandarle señales a otros, incumplimientos de contratos televisados por cadena nacional, sesiones de entrenamiento que se hacen a escondidas o no se hacen, arengas emotivas, arengas egocéntricas, caprichos, arbitrariedades, groserías. En estas condiciones ni un talento como Messi puede desplegarse.

Creo sinceramente que esto nos pasa en muchos órdenes de la vida, tanto a nivel familiar, como organizacional, y nacional. Y que muchos Messi están impedidos de surgir. El respeto por el otro, el método de trabajo, la coordinación de los equipos, el delicado equilibrio entre la creatividad individual y el conjunto son fundamentales para que pueda surgir lo mejor. En cambio, el impulso, la prepotencia, el desorden, la segmentación y falta de consideración por los individuos nos sofocan. ¿Con cuál de los dos Messi nos identificamos cada uno de nosotros en nuestra labor cotidiana?

El holandés Johan Cruyff, ex jugador y ex DT del equipo catalán futbolista que brillara en el Mundial de Alemania en 1974 considera que “El fútbol es un juego de equipo por más calidad que tú atesores. Y para que esta se destaque, los jugadores que te rodean tienen que hacer lo máximo para aprovechar lo mejor de ti. Argentina no lo hace con Messi y lo peor es que o no lo ven o no quieren verlo", dijo el holandés en "El Periódico de Catalunya".

Esto último, es lo que más me preocupa, nuestra inhabilidad para ver a tiempo que podemos alcanzar mejores resultados con respeto, trabajo y tolerancia, reconociendo en la contribución de los otros, un factor que multiplica la nuestra. Así, la suma será mucho más que lo que cree cada uno de los egos. Hay los egos… cuánto entorpecen.

Me quedo con esta foto, que refleja equipo, alegría, orden, persistencia. Tal vez así, promovamos más talentos.

21 comentarios:

Jorge López Iñigo dijo...

Amén.

Marce dijo...

Practicamente es la diferencia que existe entre el "guarango argentino"; como lo describe Martines Estrada, y el virtuoso educado... Insisto: sepa elpueblo elegir...

Ale dijo...

Gracias Jorge y Marce por pasar por el blog!

FRossini dijo...

Ale, excelente post. Suscribo 100%.
Gracias por poner en palabras esas sensaciones que uno tiene y no logra trasmitir (al menos no con tu claridad)
Me quedo pensando...

Ale dijo...

Gracias Flor!!! no se si me merezco tus palabras. Lo que me dejó preocupada es que quedaste pensando... porque te conozco, y cuando pensás... uyuyuyyy!
Gracias por pasar y dejar comentarios en el blog!!

S Blogger dijo...

Alejandra:
Me encanta tu estilo. Y definitivamente me deslumbró la claridad y lucidez de lo escrito.
Identificada con el post, totalmente.
Saludos.

Soledad.

Ale dijo...

Soledad, me encantó tu comentario! Lo valoro especialmente, considerando que viene de una escritora de blogs. Gracias por tu tiempo en leer el post! Cariños, ale.

EstefaníaR dijo...

Excelente! Me encanto!

S Blogger dijo...

mi marido te posteó en twitter !!!
http://twitter.com/cmoran92/statuses/5221330100
Soledad

Ale dijo...

Gracias Estefanía! Me encanta que pases por el blog y te guste! Yo lo paso muy bien preparándolo.

Ale dijo...

Gracias Soledad!! Ya le agradecí vía mi tweeter a tu marido! Qué bueno que logremos llegar a más gente. quién te dice somos más de los que nos imaginamos quienes pensamos parecido! Cariños, ale.

S Blogger dijo...

y tal vez sean demasiado pocos quienes puedan ponerlo en palabras tan notablemente como las de este post
;-)
Inspirador...sin dudas.
Saludos
Soledad

Terry dijo...

Totalmente de acuerdo. desperdiciamos los talentos, y no nos damos ni cuenta, o no le damos importancia...

Saludos desde la comunidad PTB!

Ale dijo...

Gracias Terry por pasar por el blog! Tendremos que estar más atentos para no frustrar al potencial latente en cada uno de nosotros...

Al Marqz dijo...

Por siempre y dondequiera es lo mismo, Ale. Ningún ídolo o sus representantes permitirán que alguien le haga sombra. Menos cuando ese "Símbolo" mantiene ocupadas a las multitudes mientras otras cosas pasan. Son el circo del pueblo. Pan y circo, decía el romano para aplacar a la multitud. Saludos desde PTB

Ale dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ale dijo...

Gracias Al por pasar por el blog y dejar tu agudo comentario. Gracias por tu ardua labor en PTB.
Como termino el primer párrafo...: "Encandilados por los grandes individualismos, nos olvidamos de nuestra torpeza colectiva". Caramba...

Javier Conigliaro dijo...

Ale, elegiste un tema interesante y muy bien ilustrado con el caso de Messi. Como señalás, se aplica a todos los órdenes: deportivos, empresariales, políticos, etc.

Está claro que tanto el Barcelona como nuestra Selección cuentan con mayoría de estrellas en el plano individual (*), bien entrenadas con competencia internacional, bla, bla, bla. Pero mientras la Selección (y nosotros) vemos en Messi a la figura de un "salvador", en el Barcelona es un engranaje más en un equipo ordenado. Un engranaje importante, en un equipo que sabe a lo que juega y donde la conducción está a cargo de Guardiola, un tipo que supo sacar lo mejor de cada individualidad en función del equipo.

No extraña tanto lo de Messi, como no extraña que muchos talentos argentinos no funcionen en el ámbito local. Se destacan en el exterior, abundan los casos.

Tal vez algún día aprendamos que donde las individualidades encuentran un límite, un equipo encuentra sólo un desafío.

(*) Hablo de mayorías porque así evito la discusión sobre si Heinze tiene que estar o no...en el banco.

Ale dijo...

Gracias Javier por tu comentario. Completás, con tu evidente conocimiento futbolístico mi desfachatado desconocimiento..."donde las individualidades encuentran un límite, un equipo encuentra sólo un desafío." Excelente, Gracias!!

Claudio dijo...

¡¡¡No conocía tus dotes futbolísticas!!! Capa también en esto!! Agrego a tu mas que lúcido comentario que además somos especialitas en "no pasarle la pelota a otro para que ese no se luzca", nuestro propio egoísmo juega en contra del equipo y sin equipo no hay empresa, selección, país, nada....
Gracias!!!!

Ale dijo...

Gracias Claudio!!! No, de futbol no sé... ahora sí... soy muy caradura y cuando se me pone algo en la cabeza, no puedo evitar ponerme a escribir!
A propósito: ayer le dieron el Balón de Oro a Messi. En Barcelona deben estar contentos.