sábado, 13 de octubre de 2012

Nueva York II. Finale.


Yo no sé si es por ver tantas veces las tomas profesionales de Sex and the City, o Friends, o los aún mas profesionales de Blake Edwards en Breakfast at Tiffany's, o de Woody Allen en Manhattan o las anónimas y atónitas de los atentados a las Torres Gemelas. Lo que sí sé es que Nueva York es una ciudad que reconozco casi como propia, que siento familiar, que disfruto mucho.

Recorrer sus barrios es muy placentero, lo que seguramente requiere es cierta memoria para las siglas que, de tanto repetirlas ya han adoptado el estatus de nombre propio. Si estás en el Soho, es que estás al SOuth de HOuston Street. Si estás en el Noho, pues entonces estás en el NOrth. Si estas en Tribeca, estás en el TRIangle BEllow CAnal Street, si estás en Nolita estás en el NOrth LIttle ITAly. Con saber los puntos cardinales alcanza, al norte la ciudad es UpTown, al sur Down Town, al Este y al oeste nos espera el agua. finalmente Manhattan es una península angosta, no? para cualquier otro avatar, se ofrecen desde lo alto el Empírea State o el Chrysler Building para guiarnos.

Se podría decir que Manhattan se despliega desde el norte a diferente ritmo. Arranca presumida, con estilo, desde la alfombra verde del Central Park para  luego seguir altiva por la 5 ta,  se crispa cuando llega a Times Square, se va calmando hasta alcanzar el ritmo bohemio del GreenVillage, recupera pulso al llegar bien al sur, en Wall Street y finalmente, se rinde al mar, a la derecha custodiada por la Estatua de la Libertad y a la izquierda por el Puente de Brooklyn. 

La novedad en barrios vino de la mano de la High Line en el Meatpack District. En un espectacular parque elevado que aprovecha el espacio que en 1980 las vías de unos trenes dejaron al replanteares, por peligroso, su funcionamiento. Son cuadras y cuadras que se contonean con plazas secas, plantas rústicas, bancos, reposeras, espacios verdes y...hasta una platea que sobrevuela la avenida invitando a mirar el tráfico característico de la ciudad. En el camino, se destaca el Mercado de Chelsea. Por qué? Por su estilo,  gusto, diseño...divino!

Fuimos a Broadway, a ver Evita. Caramba....No sé si porque la banda sonora es tan familiar, o por los símbolos patrios, o por Elena Roger pero...como dirían acá.... "GUAU": me movió el piso. Es cierto que el guión se provocativo, especialmente a mi juicio el primer acto, pero también...tan reconocible. El contrapunto entre ella (Eva Perón, Elena Roger) y él (personaje denominado "Che", ¿por Guevara, o por típico argentino?, Ricky Martín) es muy interesante, él observa, pasa largos minutos como nosotros observando el devenir histórico argentino y cuestiona, a ella, a él (Juan D. Perón...) y ellos defienden, se obstinan y el pueblo también, no hay matices.... La orquesta en vivo es una joya y....Elena Roger...¿qué se puede decir de ese gigante que mide con suerte 1,6 cm??? Ya había hablado de ella cuando vimos la Piaf en Buenos Aires, el título del post fue: Edith Piaf revive en el cuerpo de Elena Roger (http://alejandranaughton.blogspot.com/2009/07/edith-piaf-revive-en-el-cuerpo-de-elena.html).  Pues bien...en este caso la que revive es Eva. La escena del balcón al comenzar el segundo acto con el celebérrimo "No llores por mí Argentina" eriza la piel. 

Para la próxima ( así tenemos una buena excusa para volver!) nos queda el Costume Institute del Metropolitan que está en restauración y por eso, hizo imposible ver a mi vestido favorito. Se acuerdan?   http://alejandranaughton.blogspot.com/2010/02/alexander-mcqueen-su-vestido-oyster-y.html. Esta vez, me debí conformar con dos libros de los mejores 100 vestidos y pares de zapatos!

Ya están las valijas cargadas (no fue fácil), y en un ratito vamos con tiempo a JKF airport. Buenos Aires, y todas lo muestro, entrañable, tan querido nos esperan. Volver es muy lindo, y también se disfruta!

No hay comentarios: