viernes, 16 de agosto de 2013

Irlanda. Una visita al mundo Guinness.

;;


Una visita a Irlanda siempre incluye una visita a Guinness Storehouse. Por muchas razones: tiene 250 años de historia, lo que hace que haya trascendido a años claves en la historia irlandesa. También porque es la bebida nacional por excelencia, la que toman todos los irlandeses, y...por todos me refiero a todos, los del norte, los del sur, los que viven en el sur pero simpatizan con los del norte y...viceversa! Finalmente, porque es una empresa que cuida tanto la tradición como la actitud innovadora. Es clásica y contemporánea.

Nota de color: Guinness hizo también una contribución a la resolución de disputas. Allá por 1950, instituyó el libro Guinness de los records con el propósito establecer algún mecanismo independiente para terminar con las disputas que se presentaban en los pubs de Gran Bretaña e Irlanda. La primera fue ¿cuál era el pájaro de caza más veloz de Europa...?

A poco de iniciar el recorrido por Storehouse aprendemos cuáles son los ingredientes naturales utilizados en su elaboración: cebada, lúpulo, levadura y agua de Wicklow Mountains. Finalmente mencionan al quinto: Arthur Guinness quien en 1759 comenzó, al firmar el leasing por el uso del predio, este camino fantástico. Me gusta pensar que para hacer realidad grades hitos corporativos no bastan los ingredientes nobles sino que son indispensables las mente visionarias. 

A medida que recorremos los distintos pisos nos vamos encontrando con otras gratas sorpresas preparadas con una estética muy cuidada y actual: desde personalidades de la historia de la firma quienes desde retratos nos "hablan" de la historia de Guinness, pasando por el Master Brewer que nos explica todos y cada uno de los pasos de elaboración y distribución, hasta los populares avisos publicitarios, algunos de ellos votados como los mejores de la historia de la publicidad (1999 The Surfer).

Un párrafo aparte merece la experiencia de degustación, "the ultimate experience". Allí aprendimos cómo reconocer el aroma de una buena Guinness, así como también a saber cómo degustarla para disfrutar al máximo el sabor típico amargo directo en nuestra garganta (sí, nuestra garganta...). 

Guiness Storehouse fue una planta de fermentación entre 1904 y 1988. Luego fue adaptada magníficamente, logrando ni más ni menos que un cuerpo de siete pisos con forma de un enorme vaso de cerveza tipo "Pint" que podría contener en sí misma unas 14,3 millones de...pints! Inimaginable! En el séptimo piso, se encuentra el Gravity Bar, que tiene una vista circular hacia toda Dublín. Una belleza verla desde las alturas mientras disfrutamos de una Guinness en la mano.

Estamos terminando el viaje... Nuestros días en Irlanda merecen un brindis. Por la paz de los pueblos, por su pasado, por su mirada hacia el futuro, por la evolución virtuosa de las sociedades, respetando las diferencias sin perder de vista el bien común, levantemos las copas en castellano, en inglés, y....en gaélico: Salud! Cheers! Sláinte!



martes, 13 de agosto de 2013

Irlanda. Pais de Inmigrantes.




Día 7:

No me es fácil describir todo lo que vimos hoy. Podría decir que en un sólo día visitamos el Jeanie Johnston que es una réplica de un barco utilizado por los emigrantes para cruzar el océano en los años de la hambruna, también la cárcel de Kilmainhaim monumento nacional de una historia difícil y el Museo del Leprechaun personaje de la mitología y el folklore irlandés. Pero la verdad es que lo que siento es otra cosa...

Siento...que la historia de los pueblos siempre tienen una razón de causalidad pero también de casualidad. Lo difícil es desentrañar en esta historia, qué pesó más. Si un pueblo habla gaélico y con el tiempo se le impone otro idioma, si su creencias celtas que se transformaron devotamente a la religión católica pretenden ser extinguidas para dar paso a una religión que le es ajena y... cerrando el circulo, es expuesto obstinadamente al horrible flagelo del hambre...qué suponemos que puede resultar?

Sabemos que a mediados del siglo XIX una peste (que hace bastante poco se supo que se originó en Sudamérica (!) subió hasta el norte y cruzó el océano) malogró varias cosechas de papa, y que la papa era único alimento de los irlandeses, los mismos que trabajaban en la cría de animales, pesca y agricultura. Aunque el hambre arrasaba, los productos debían, por aplicación de las leyes vigentes ser exportados y vendidos en el mercado de Londres....

¿Fueron la casualidad que llevó al horrible hongo a la isla o la causalidad de la ceguera política y comercial quienes generaron uno de los mayores achicamientos de la población jamás vistos? Haya sido el azar o la sinrazón, lo concreto es que se produjo una fenomenal corriente migratoria mayoritariamente hacia los puertos de Boston, Nueva York, Quebec aunque también a otros destinos como Argentina, Nueva Zelanda. Decía el guía del Jeanie Johnston que alrededor de 40 millones de personas en todo el mundo tienen ascendencia irlandesa. Relató las penurias, las precarias condiciones en las que viajaban, las historias de encuentros y desencuentros, y fundamentalmente la emoción con que a menudo lo visitan en ese barco personas que le cuentan tienen apellidos irlandeses y no hablan ni una sola palabra en inglés. Preguntó: "¿tienen alguno de ustedes ancestros irlandeses? Pues bien, bienvenidos nuevamente a casa". 

Mientras la gente se dispersaba, me acerqué para contarle del mío, Naughton, levantó la voz y dijo: "escucharon eso?? Los Naughton llegaron a Argentina!" Casi como si mis bisabuelos hubieran llegado al ..."el fin del mundo".... aludido por el Papa Francisco a poco de abandonar su identidad como Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio! Increíble, las vueltas de la vida... Habló de inmediato del Almirante Brown, su rol en la fundación de la fuerza naval argentina y de su monumento del otro lado del río Liffey. Yo me esforzaba porque no se me escape ese momento increíble.

La historia cuenta que las razones o sinrazones se fueron acumulando y llegaron a un punto de virulencia tal, que derivaron en los acontecimientos que terminaron declarando la independencia del estado libre de Irlanda en 1922. Antes, la cárcel de Kilmainhaim hacinó muchas más personas que lo imaginable porque era un delito mendigar...por hambre...también fue testigo de fusilamientos de los que insólitamente preservó su vida Éamon de Valera quien (tal vez) por haber nacido en Nueva York  y luego terminara accediendo a la presidencia de la nación. 

Yo no sé si fue el hongo, si fue la soberbia, si fue la víctimización o la valentía. Lo que creo es que todos los pueblos por pequeños que sean tienen derecho a ser respetados y que no hay ninguna posibilidad de que no hayan puntos de acuerdo aún ante la más profunda o pequeña de las disidencias. 

Hoy, Irlanda afronta un nuevo desafío, lo dice su gente, están muy enojados. Después de haber sido reconocido como el tigre celta, la recesión económica y el crédito irresponsable le muestran los dientes. Muchos irlandeses, una vez más, se encuentran ante la disyuntiva de partir. Casi con la naturalidad que les dá la historia en sus espaldas, se animan. 

Irlanda, país de emigrantes, ayer, hoy, ojalá nó, mañana. 

En homenaje al pueblo de Irlanda ilustra este post su gente, caminando por Drafton Street en el horario pico.

sábado, 10 de agosto de 2013

Irlanda. Dingle Península, Ring of Kerry y...Wicklow Mountains.

Me gusta escribir los diarios de viaje con identificación de los días. Para este tramo se presenta una particularidad: hace cuatro días que estamos recorriendo kilómetros y kilómetros que consistentemente nos muestran carreteras que no entienden de líneas rectas, paisajes pincelados de mil verdes que a su vez cambian según les dé vida el sol o la llovizna, y pueblitos que resignados se abren a los coches que los atraviesan. Una iglesia y casitas de techos a dos aguas pintadas en colores o con frentes de piedra y muchas flores, los enmarcan a modo de custodia.

Veamos:

Día 5:

Galway-Tralee. Tralee- Dingle. Dingle- Killarney: es el recorrido a la península de Dingle. Es que...si miran un poco el mapa de Irlanda, verán que la costa es muy caprichosa. Nunca una línea recta...eso hace que la marea encuentre distintos desafíos a la hora de acercarse. A veces son acantilados, otras bahías, otras penínsulas con suaves playas que se la contienen una enfrente a otra. Si le agregamos que la superficie está ondulada por suaves colinas, es fácil imaginarse el resultado.

El camino Tralee Dingle es verdaderamente hermoso, desde lo alto se ve el mar a un lado...y al otro... Llegamos a Dingle pero salimos volando (literalmente) porque están en pleno receso estival y el avistaje de delfines y espectáculos marinos convocan a mucha gente. Mucha...

La ruta nos llevó a Killarney por la costa alta que ofreció vistas formidables como esta...las flores? Siempre!



En Killarney nos espera su Parque Nacional y su perfil urbano pintoresco. El Parque Nacional de Killarney es el parque nacional más antiguo del país. Debe su creación a la donación de 4500 hectáreas y una fina residencia llamada Muckross House al pueblo de Irlanda por parte de quien fuera su último dueño, un norteamericano llamado Mr. Bowers Bourn (que lo compró como regalo de bodas a su hija que falleciera sólo tres años después de su casamiento). El dueño anterior había sido Lord Ardilaun, de la familia cervecera de Arthur Guiness quien a su vez salvara de la bancarrota con la compra de Muckross a la familia original, la de Henry Arthur Herbert. Resulta que Herbert, diputado por el Condado de Kerry quería acceder a un título nobiliario para lo cual se codeó con la alta sociedad hasta lograr tener como invitada a Muckross House a la mismísima Reina Victoria. Fueron sólo dos días de visita y todavía se sigue hablando...Finalmente Herbert murió antes de que la reina lograra darle el anhelado título nobiliario Tal vez Herbert haya fallecido sin saber que logró uno mucho más trascendente: el de haber ubicado a Killarney como un punto de interés turístico ineludible a la hora de visitar Irlanda.

Dos palabras sobre Killarney: se debate entre el gusto victoriano dejado por la visita real y el folklore irlandés representado por los pubs en cada cuadra y su inconfundible música en vivo. Nos hospedamos en el Arbutus Hotel donde el buen gusto y la cordialidad de su gente nos hicieron sentir reconfortados luego de un día tan intenso y activo.

Día 6:

Killarney - Glenbeigh - Waterville - Killarney: es el famoso Anillo de Kerry. Como la ruta se hace muy angosta, se recomienda recorrerla en sentido inverso a las agujas del reloj, consejo práctico que nos asegura no cruzarnos con brutos ómnibus turísticos. Es que...la zona es muy popular y atrae a turistas locales y extranjeros por igual. Hay para todos los gustos. Pasear dejando que los paisajes escénicos nos dejen con la boca abierta, o adentrarnos a pie en senderos para trekking, caballos o bicicletas. Caminar detenidamente por los pueblitos que nos van recibiendo o detenernos en un pub a disfrutar de algo rico...Nuestro almuerzo fue en un pub de Waterville: sopa casera de vegetales y una porción de fish and chips.

A medida que nos alejamos de Killarney hicimos una primer parada cerca de Glenbeigh donde recorrimos la recreación de un pueblito rural irlandés ambientado entre los siglos XVIII y XIX, justo en la época difícil. Se destaca la comunión con la naturaleza que proveía el poco sustento, las imágenes religiosas y la precariedad de la construcción. Techos de estera, calefacción a pura turba y animales de la granja ... Una nota divertida: las ventanas eran muy pequeñas porque su tamaño determinaba el costo de los impuestos.. Resultado: las puertas se "abrían" por la mitad de manera de eludirlos...Julio recordaba que en Amsterdam las casas eran muy angostas porque allí los impuestos se determinaban  por el ancho de sus frentes...

A partir de Waterville, que se mece entre el mar y un lago de montaña, la ruta nos ofrece unas vistas espectaculares del mar abierto, es la zona más al sur del Anillo de Kerry. También más y más curvas. Es notable... hay ángulos que no ofrecen la mínima vista de qué viene de frente lo cual a su vez se pone emocionante si nos toca pasar a un atlético ciclista o gente caminando, simplemente. No hay ni la más mínima vereda, sendero. Nada. Justito para pasar de a uno, en lo que sean transportados..

Finalmente, dejamos atrás al mar, que no se resigna y se insinúa luego a la derecha para finalmente ser eclipsado por las montañas y lagos a la derecha. Nuestro último punto panorámico: de Lady's View. Dicen que la aludida Lady fue la reina o su dama de compañía que quedó fascinada por el paisaje. Les dije...solo dos días y todavía se habla de ella... A mí me gustó ésta vista, pintada con ovejitas, piedras, mar y sierra. Verde...



Día 6: 

Luego de hacer noche en Cork, nos dirigimos de vuelta a Dublín. Antes: Parque Nacional Wicklow. A 250 km aproximadamente de Co. Kerry, adivinen qué encontramos? Rutas pintorescas, verde, verde y más verde. Las montañas de Wicklow ofrecen un paisaje increíble, rico en bosques, lo riegan lagos y ríos. Si bien es claramente más chico que el de Killarney hay mucho para ver. Sólo con recorrer la Military Road se alcanzan los puntos más visitados, especialmente el de Glendalough donde están las ruinas de un convento de la temprana cristiandad que conserva la torre del campanario casi intacta. Está claro que los monjes sabían donde emplazar sus asentamientos. Por dónde se mire dan ganas de agradecer por poder disfrutar de semejante paisaje natural. 

Como anunciando el regreso a Dublín, ciudad de literatura según UNESCO, nos sorprende en el camino el punto "Meetings of the Waters" en homenaje al poeta Thomas Moore que escribió desde la confluencia de esos dos ríos, el poema que lleva ese nombre. En el ambiente se respira solo quietud apenas interrumpida por la corriente de los ríos de lecho de piedra.

Tenemos que volver .... pero el día todavía nos tenía preparada una sorpresa. El sol que había estado esquivo se decidió a salir. Paramos varias veces mas a sacar fotos. Una escena que nos impactaba como la más linda, era desafiada por otra y otra. Sospechamos del GPS...tendrá traqueados para turistas caminos sólo espectaculares? Miren que la sencillez y belleza de este paisaje...



Estamos entrando a Dublín...un poco de asfalto después de tanto verde no nos vendrá nada mal. Tampoco brindar esta noche por el privilegio de este viaje y ... el conductor que manejó con bravura los 1250 km de recorrido! Hoy más que nunca.. Cheers!






miércoles, 7 de agosto de 2013

Irlanda. The Burren y Cliff of Moher.

Día 4:



Mirar al océano Atlántico desde las alturas de acantilados como los de Moher, en la costa oeste de Irlanda,  o sus ángulos agudos, sus desprendimientos caprichosos de inmensa altura desde el mar nos hace sentir tan pequeños... Todo lo medimos con relación al nivel del mar, no? Esto es totalmente distinto, inconmensurable. No nos remite al ambiente relajado típico marino, sino a uno dramático, teatral. 

Tomando un barco desde el pequeño puerto de Doolin realizamos una navegación de una hora que nos aproxima a los acantilados. Apreciamos desde allí su imponencia, sus prolijas capas, acumuladas minuciosas una sobre otra a lo largo de millones de años, fruto de desprendimientos, sedimento, erosión, fusión de agua, roca, barro, drenado durante millones de años desde la época en que por Irlanda pasaba la línea del Ecuador (!). Dicen que en 50 millones de años más, la isla se habrá trasladado aún más hacia el polo norte para ser tragada por el océano (eso sí, igual destino correrán la isla de Inglaterra y Escocia...)

Cuando en cambio vemos los Acantilados de Moher desde los senderos del Centro de Visitantes, el desafío es alejarse lo suficiente para ver las caprichosas curvas que forma su costa, espiar hacia abajo para disfrutar de la altura que alcanza en ese punto el máximo de 214 metros. Los reyes de las alturas, quienes disfrutan a pleno, son sin dudas, los pájaros. En un extremo nos encontramos con un acceso señalizado que nos advierte que estamos a punto de entrar a una senda peatonal que une nada menos que Doolin con Galway. Con menos de un metro de ancho, acompaña para placer de los  amante del trekking, las rotundas curvas de la costa a lo largo de los kilómetros que las separan. Es The Burren Way (Burren, camino pedregoso).

Burren es una región que recorrimos de ida y vuelta en el auto, en caminos estrechos, sinuosos, delimitados por cercos de piedras, los mismos que delimitan las fincas rurales, que con toda naturalidad nos iba introduciendo a pintorescos pueblos para sacarnos y devolvernos al paisaje natural pintado de una paleta de distintos verdes excepto por las flores silvestres y los animales pastando.




Me saco el sombrero por el conductor! Terminamos el día con una cena en Aniar, un restaurant trendy de nueva cocina inspirada en el Oeste de Irlanda y...unas cervezas, unas pints en el Neachtains Pub (el "mío"). Es la despedida a Galway, mañana partimos hacia Co. Kerry. Veremos con qué nos sorprende.

martes, 6 de agosto de 2013

Dublín. De escritores, catedrales y cruces celtas.



Dia 2:

Hoy sí, con más de 12 horas de descanso, nos sumergimos en Dublín. Elegimos el lado norte del Río Liffey aunque caminando, caminando, nos sorprendimos otra vez en el sur.

Si tuviera que rescatar dos cosas que resaltaron de la jornada diría que fueron el poder notable de la literatura y las catedrales, aunque ambas cosas pueden ser finalmente una sola. 

El Museo de los Escritores (Writers Museum) nos cuenta acerca de la enorme presencia de las letras en la historia de Irlanda. Está obstinación cultural por preservar las tradiciones encontró en la palabra un arma imbatible, a través de relatos hablados, historias cortas o grandes novelas. Ayer les contaba del Book of Kells como herramienta para transmitir las ideas del evangelio por encima de las paganas. Luego serían otros libros quienes servirían para transmitir la cultura auténtica irlandesa por encima de la de los señores británicos, finalmente lo serían para imponer las ansias de independencia finalmente lograda, hace muy poco, a principios del siglo XX. 

Qué decir de los premios nobel de literatura con Shaw, Yeats, Becket? Y qué de los que no lo fueron pero tantos adoramos con Wilde o Joyce?

La tarde nos deparaba otra sorpresa: la ciudad tiene dos catedrales! Christ Church Cathedral y St. Patricio. El arzobispo reside en Christ Church pero nadie en su sano juicio desconocería la enorme popularidad de San Patricio. Ambas son medioevales, imponentes y las separan una corta distancia totalmente caminable. Curiosidad de la historia que parece poner a Irlanda siempre en un lugar de permanente disputa. Ambas nos gustaron, Christ Church por su conjunto arquitectónico que se fusiona con Dublinia en el barrio vikingo, también por su cripta ... donde no sólo tomamos un frugal almuerzo sino que también miramos algunos trajes utilizados en la serie The Tudors (filmada allí). San Patricio nos gustó también por su parque lateral que permite ver sus delicadas líneas, y por su coro que nos deleitó mientras ensayaba para la misa de 17:30.

Les decia que a la larga todo es una misma cosa...Para confirmar la presencia categórica de las letras a lo largo de nuestro día intenso, una curiosidad: en San Patricio descansa, Jonathan Swift, quien fuera dean de la catedral y... autor de los Viajes de Gulliver.



Día 3:

Subidos a un Peugeot 207 azul con indispensables caja automática y navegador satelital nos adentramos por la mano izquierda a la Irlanda profunda. Nuestra primer parada, el medio de la isla, Clonmacnoise, Co. Offally.

Al borde del río Shannon quedan las ruinas de Clonmacnoise, un asentamiento que data de los inicios de la cristiandad. Ubicado estratégicamente allí donde la naturaleza les proveyera a sus habitantes su sustento, sigue siendo hoy lugar de peregrinaje. Conserva típicas cruces celtas que reúnen en si mismas la fusión del arte celta (representado por lineas circulares) con la cristiandad. Llamadas a ser símbolos que ahuyentan al mal, servían también para marcar el lugar de encuentro y de oración. Con el tiempo, por su porte, también albergaron laterales esculpidos con imágenes alusivas al evangelio. 

Lo más simpático: una puerta con delicados pliegues, de "whisper door", que permite reproducir susurros desde uno de sus extremos para ser escuchados en lado opuesto. Maravillas de la arquitectura medieval.

Clonmacnoise sobrevivió a muchos ataques desde sus orígenes: desde ataques vikingos, normandos a británicos. El último, el de Enrique VIII, fue un saqueo desvastador. Sin embargo, no pudo con su espíritu imponente que permanece perenne. Todavía hoy en el lugar se celebra misa a la intemperie y es visitada por autoridades eclesiásticas. El último Papa en hacerlo, fue Juan Pablo II.

Volvemos contentos por caminos sinuosos que dejan ver pueblitos muy pintorescos, como Roscommon. Ya estamos en la autopista, a sólo 9 km de Galway.

domingo, 4 de agosto de 2013

Irlanda. De Trinity Library a mi apellido, Naughton.



Día 1:

Finalmente llegó el día. El viaje tan soñado. El que inesperadamente se coló entre las sorpresas del año 2013. Conversaciones familiares en las que no faltaron propuestas insólitas, ocurrencias generosas y sueños reprimidos y a la vez liberados nos trajeron hoy a Dublín.

Después de 16 horas de vuelo y más de 4 de espera en Madrid llegamos a plena zona de Temple Bar,  donde nos hospedamos. Lógicamente (o no tanto...) salimos de inmediato a capturar la tarde del domingo. Fuimos a Trinity College donde disfrutamos de una visita por el campus, un relato sobre su historia, sus edificios, su biblioteca. Claramente la biblioteca de Trinity se lleva todos los aplausos. En principo porque es el repositorio de todos los libros que se editan en Irlanda. Todos, todos, están en Trinity. Esto la convierte en una biblioteca de expansión voraz con más y más edificios que se van construyendo con el paso de los años, imprimiéndole nuevos estilos arquitectónicos. El conjunto es curiosamente heterogéneo. 

Entre tantos libros se destaca un evangelio manuscrito en latín, el libro de Kells (Book of Kells). Data de tiempos en los que los escribas de la iglesia trataban de fascinar a los feligreses de alguna manera creativa para que se acercaran al cristianismo. Estos monjes hicieron algo de una hermosura e inmensidad difícil de describir. Cada letra mayúscula tiene un diseño particular, y cada relato una ilustración virtuosa. Comentaba el guía que el libro de Kells fue pensado para ser compartido en grupo y observado, no leído. Es más, dice que si quisiéramos leerlo nos encontraríamos con errores burdos. A partir de la ruptura de Enrique VIII con la iglesia católica los ataques a la liturgia fueron corrientes y el libro entró en peligro, fue robado del monasterio de Kells y encontrado envuelto en medio de la nada por un campesino. Desde entonces, se resolvió que en un ámbito académico estaría más protegido. Trinity lo alberga desde entonces. 

Al terminar de ver el libro, otra joya nos esperaba: la "Long Room" de la biblioteca, 65 metros de largo, 200.000 ejemplares antiguos. No quiero hacer comparaciones odiosas pero, cuando ví hace años la sala circular del Museo Británico, supuse que no encontraría nada parecido. Pero...me equivoqué. Su disposición rectangular, sus estantes perfectamente cubiertos. Sus numerosas escaleras para acceder a las alturas de sus estantes, la luz entrando por sus ventanas, generando perfectos juegos de sombras....La foto que ilustra el post lo dice todo. Un dato de color: dicen que la biblioteca habría inspirado a Georges Lucas en alguna escena de Star Wars II y que incluso iniciaron acciones legales por plagio.

Pero... la tarde nos tenia preparada otra sorpresa, mas personal... en un local nos encontramos....los escudos y significado de los apellidos tradicionales irlandeses. En la letra "N" estaba....NAUGHTON! Me saltó el corazón, y un nudo se me instaló en la garganta. Es claro que Irlanda tiene que ver con mis antepasados, pero toparme así con la evidencia a pocas horas de llegar....fue muy emocionante..tanto que resolvimos ir a celebrar con un buen guiso irlandés (Irish Stew) y una Guiness para la ocasión!

Antes de terminar les cuento: se dice que el apellido NAUGHTON es la versión anglicana del nombre gaélico Neachtan. Era el nombre del dios del agua y el mar en la mitología irlandesa y puede derivar del latín Neptunus o Neptune, el dios del mar romano. Otra derivación podría ser Neachtàin un nombre personal que significa brillo o pureza. El lema para Naughton es "Sagax et audax"