domingo, 4 de agosto de 2013

Irlanda. De Trinity Library a mi apellido, Naughton.



Día 1:

Finalmente llegó el día. El viaje tan soñado. El que inesperadamente se coló entre las sorpresas del año 2013. Conversaciones familiares en las que no faltaron propuestas insólitas, ocurrencias generosas y sueños reprimidos y a la vez liberados nos trajeron hoy a Dublín.

Después de 16 horas de vuelo y más de 4 de espera en Madrid llegamos a plena zona de Temple Bar,  donde nos hospedamos. Lógicamente (o no tanto...) salimos de inmediato a capturar la tarde del domingo. Fuimos a Trinity College donde disfrutamos de una visita por el campus, un relato sobre su historia, sus edificios, su biblioteca. Claramente la biblioteca de Trinity se lleva todos los aplausos. En principo porque es el repositorio de todos los libros que se editan en Irlanda. Todos, todos, están en Trinity. Esto la convierte en una biblioteca de expansión voraz con más y más edificios que se van construyendo con el paso de los años, imprimiéndole nuevos estilos arquitectónicos. El conjunto es curiosamente heterogéneo. 

Entre tantos libros se destaca un evangelio manuscrito en latín, el libro de Kells (Book of Kells). Data de tiempos en los que los escribas de la iglesia trataban de fascinar a los feligreses de alguna manera creativa para que se acercaran al cristianismo. Estos monjes hicieron algo de una hermosura e inmensidad difícil de describir. Cada letra mayúscula tiene un diseño particular, y cada relato una ilustración virtuosa. Comentaba el guía que el libro de Kells fue pensado para ser compartido en grupo y observado, no leído. Es más, dice que si quisiéramos leerlo nos encontraríamos con errores burdos. A partir de la ruptura de Enrique VIII con la iglesia católica los ataques a la liturgia fueron corrientes y el libro entró en peligro, fue robado del monasterio de Kells y encontrado envuelto en medio de la nada por un campesino. Desde entonces, se resolvió que en un ámbito académico estaría más protegido. Trinity lo alberga desde entonces. 

Al terminar de ver el libro, otra joya nos esperaba: la "Long Room" de la biblioteca, 65 metros de largo, 200.000 ejemplares antiguos. No quiero hacer comparaciones odiosas pero, cuando ví hace años la sala circular del Museo Británico, supuse que no encontraría nada parecido. Pero...me equivoqué. Su disposición rectangular, sus estantes perfectamente cubiertos. Sus numerosas escaleras para acceder a las alturas de sus estantes, la luz entrando por sus ventanas, generando perfectos juegos de sombras....La foto que ilustra el post lo dice todo. Un dato de color: dicen que la biblioteca habría inspirado a Georges Lucas en alguna escena de Star Wars II y que incluso iniciaron acciones legales por plagio.

Pero... la tarde nos tenia preparada otra sorpresa, mas personal... en un local nos encontramos....los escudos y significado de los apellidos tradicionales irlandeses. En la letra "N" estaba....NAUGHTON! Me saltó el corazón, y un nudo se me instaló en la garganta. Es claro que Irlanda tiene que ver con mis antepasados, pero toparme así con la evidencia a pocas horas de llegar....fue muy emocionante..tanto que resolvimos ir a celebrar con un buen guiso irlandés (Irish Stew) y una Guiness para la ocasión!

Antes de terminar les cuento: se dice que el apellido NAUGHTON es la versión anglicana del nombre gaélico Neachtan. Era el nombre del dios del agua y el mar en la mitología irlandesa y puede derivar del latín Neptunus o Neptune, el dios del mar romano. Otra derivación podría ser Neachtàin un nombre personal que significa brillo o pureza. El lema para Naughton es "Sagax et audax"


No hay comentarios: