viernes, 18 de diciembre de 2015

La lección de las moras.


Cuando de cosechar moras se trata, algo curioso sucede. Generalmente la planta es prolífica y sus ramas se inclinan por el peso de los frutos, uno tiende a tener bien claro qué fruto quiere alcanzar, el que resalta por su brillo, por su perfecta forma, y… por lo inalcanzable. Nos estiramos, y estiramos pero la mayoría de las veces, no llegamos y, con un movimiento involuntario lo único que logramos es desprender frutos que, de tan cercanos y maduros, caen solos. No los vemos.

¿Por qué será que nos cuesta tanto identificar lo que tenemos cerca, a nuestro alcance? ¿Por qué será que nos es más espontaneo el “qué lindo sería…” cuando con sólo concentrarnos podríamos disfrutar de un “qué lindo es…”.

El 2015, que por estos días se está yendo, ha sido muy movilizador. Algunos con cierta melancolía balbucearán un “qué lindo fue…”, otros con ilusión un “qué lindo será…”. Yo propongo, entonces, en estas Fiestas disfrutar, simplemente, de las “moras” que tenemos a nuestro alcance. Rápidamente descubriremos que tenemos mucho por celebrar y agradecer. Exactamente ahora.

Comparto a continuación este video de Sandra Mihanovich cantando, “Somos lo que Somos” de la enorme Eladia Blázquez. Hacía muchísimo que no lo escuchaba, y debo reconocer, me dejó con un nudo en la garganta… Nos propone “encontrarnos con toda nuestra gente mirándonos de frente sin ropa y sin disfraz” y nos convoca a “aprendernos pronto el tomo de asumirnos como somos o no somos nunca más”. Imposible negarse!




Con un nuevo año por delante, tenemos todos nuestros propósitos, individuales y colectivos, por perseguir. Como las moras, están al alcance de nuestras manos. ¡A no dejarlos escapar! ¡Feliz Año Nuevo para todos! Cheers! Salud!

sábado, 17 de octubre de 2015

Elecciones Presidenciales 2015. Una oportunidad para romper el hechizo.





En este fin de semana previo a las elecciones presidenciales me sorprendo pensando que desde recién llegado el año pienso en ellas. Me ilusionó pensar en Diciembre 2014 que Octubre 2015 nos daría la oportunidad de expresarnos con relación al país que aspiramos. Yo, personalmente, aspiro a un país que despliegue todo su potencial, que se haga responsable de sus distorsiones sin buscar chivos expiatorios, que logre multiplicar valor en lugar de concentrarse en cómo disputar lo que ya no tenemos, ni tendrán, si no hacemos algo, nuestros hijos. Un país inclusivo en el que tengamos lugar todos, en el que se entiendan los roles, las contribuciones de todos los sectores y ciudadanos, en el que los enfrentamientos cedan paso a la reflexión. 

Por todo eso, me permito a continuación recuperar algunos párrafos del post que publiqué el 20/12/2014 dando la bienvenida al año, creo que son oportunos... Escribía por entonces...

Dice Stephen King (@kingeconomist), economista británico, que el mundo debiera haber aprendido de Argentina en lugar de considerarla "rara o fallida" porque hubiera sacado lecciones aprendidas para resolver el dilema del estancamiento que parece haberse instalado luego de la crisis financiera mundial.

Radica su razonamiento en que a su criterio, cuando Argentina encontró un límite a su crecimiento por dificultades para exportar a Europa durante las Guerras Mundiales, en lugar de reinventarse y tratar de ampliar mercados y productos que sustituyan a los que se cerraban, decidió encerrarse y entrar en un laberinto del que todavía no salió en el que sólo disputa por una torta cada vez más chica. Suena tan familiar...

Pareciera ser que @kingeconomist algo de razón tiene, el experimento no funcionó: antes de la guerra Argentina tenía el tamaño de Alemania, ya no... Por estas épocas, para dar sólo algunos datos, la calidad educativa que supo ser de excelencia se desbarrancó, la producción ganadera no equipara a la de nuestros países limítrofes, y tal vez para no dejar huellas (como si eso fuera posible), nuestras estadísticas se resisten a medir los índices de inflación o pobreza. 

Por todo esto, estoy convencida que las elecciones del próximo domingo nos dan la oportunidad para evolucionar, para romper el hechizo en el que parecemos haber quedado entrampados desde el siglo pasado. Ojalá que el próximo domingo la pasión por crecer moral, ética, social y económicamente sustituya al pensamiento binario. 

domingo, 19 de julio de 2015

República Checa, el Castillo de Praga, y otros castillos.



Kafka no podía pertenecer a otra ciudad que no sea Praga. En Praga confluye lo medioeval y lo católico, lo judío y lo cristiano, Europa Occidental y también Oriental. Alberga huellas del Sacro Imperio Romano y al mismo tiempo del esplendor del Renacimiento. También rastros del nazismo (cuyos fantasmas todavía abruman), del comunismo (que nadie añora) y del capitalismo (que no se sabe bien qué es,,,). La política parece haberlo atravesado todo. Y el todo está sin dudas a la altura de lo mejor del resto de Europa, aunque....sea distinto. Las catedrales góticas, por ejemplo, nada tienen que envidiarles a sus pares excepto porque se encuentran sofocadas por edificios circundantes que las aprisionan o porque solo son utilizadas como singulares salas de conciertos. 

Se dice que algo es "kafkiano" cuando es absurdo, irregular, disparatado (también angustioso, pero no aplica a la ciudad). Y sí...Praga es una ciudad que tal vez diga mas por el conjunto ecléctico que compone que por las singularidades que alberga. El Castillo de Praga no es "un" castillo sino un conjunto de edificios a quienes la ciudad y el mundo turístico han invadido perdiendo de cerca un poco su caracter, no así a la distancia que su ubicación alta lo destaca contundente como símbolo de la ciudad. Alberga joyas notables (como el salón del viejo palacio o la Catedral de San Vito) pero al mismo tiempo restaurants de todo tipo y color y museos curiosos como el del juguete. Otro ejemplo es Nuestra Señora de Tye. Sale como símbolo de todas las fotos aéreas de la Plaza de la Ciudad Vieja pero su puerta ...no es evidente, para llegar a ella hay que entrar entre medio de dos restaurantes, una foto de su frente es imposible! Y qué decir del famoso reloj astronómico, el que no solo marca la hora, sino también la posición de la luna y del sol, los signos del zodiaco, y la presencia de los apóstoles que aparecen en cada hora mientras un esqueleto acciona las campanas (quién sino él puede dar testimonio del paso inexorable del tiempo??). El reloj, es solo una parte del edifico del ayuntamiento que casi nadie ve. Es que .... muchas cosas no se ven porque se esconden, o se agigantan según nuestros ojos o nuestra piel lo detectan. Por eso, lo que sólo se percibe innegable, es el conjunto magnífico de torres y cúpulas, relieves y callecitas que nos van llevando no se sabe muy bien a dónde. Sí, Praga es kafkiana. Si fuera por aspirar a que el caos nos lleve, desearía que sea al barrio de Mala Strana, en lo que llaman la ciudad chica, que se encuentra a poco de bajar el Charles Bridge en dirección al Castillo. Se extiende sobre la costa del río, muy tranquilo, donde uno puede relajarse en el Parque Kampa, o pasar un lindo momento en los restaurantes que dan a la calle (recomiendo especialmente Červená Sedma) mientras algún músico toca jazz o acercarse al Muro de John Lennon donde los graffities coloridos se multiplican celebrando la paz.

Ahora...si queremos ver un castillo hecho y derecho, que nos remonte al pasado y nos deje espiar cómo se conformaban las ciudades medioevales, con sus familias y sus gremios para abastecerlas, entonces no hay dudas: hay que ir a Česky Krumlov. Es una joya en la que el tiempo parece haberse detenido, donde es encantador pasar la noche, perderse en el laberinto de sus callecitas hasta llegar a algún mirador sobre el Rio Moldava tener una cena medioeval auténtica, y, a la hora del anochecer no perderse ese cielo azul furioso, inigualable, el mismo que durante siglos viene observando las transformaciones de esta nación hermosa, República Checa.



Nota de color: en pleno verano es frecuente poder tomar al paso ricos tragos como el "mojito" o el "cuba libre". ¿Habrán sido los tragos partes de un intercambio entre Cuba y los países detrás de la cortina de hierro?

Pd. República Checa alberga otra ciudad magnifica: Karlovy Vary. Fue comentada en este post: http://alejandranaughton.blogspot.it/2015/07/karlovy-vary-en-republica-checa-un-spa.html

viernes, 10 de julio de 2015

Karlovy Vary, en República Checa. Un spa al aire libre.



Llegar a Karlovy Vary es una experiencia contraintuitiva. Típicamente cuando uno se aproxima a una ciudad empieza a ver urbanización, generalmente poco agraciada. En cambio en Karlovy Vary cuando mas cerca está uno de la ciudad, mas dentro de un bosque se encuentra. El verde lo envuelve todo, la ruta se hace sinuosa, hasta introducirnos desprevenidos en una ciudad encantadora.

Sucede que la ciudad se emplaza acompañando el cauce del Río Tepla (significa "caliente") desde su fundación realizada por el Emperador Romano Carlos IV en 1350 quien, si bien lo hizo en ese lugar al parecer sorprendido por las aguas de la zona, seguro no imaginaba que la ciudad seria reconocida mundialmente por siempre por sus virtudes curativas que la convierten en una ciudad termal, o mejor dicho, un spa al aire libre.

Claro que no todo fue gloria desde la fundación ya que la ciudad tuvo sus momentos de esplendor y de declive dependiendo no solo de los cambios políticos y guerras sino también de inundaciones e incendios. De todas maneras, siempre encontró la manera de resurgir. Fue al terminar la segunda mitad del siglo XIX que adquirió su fisonomía armoniosa actual aunque sólo después del año 1989 se dieron las condiciones de estabilidad y vuelta a los esplendores de antaño. Ya para entonces (siglo XIX) los doctores Václav Payer y David Becher habían logrado concluir que las propiedades curativas de las aguas no solo eran importantes a través de eventuales baños sino gracias a su bebida lo cual en la práctica derivó en un cambio muy importante para la ciudad en términos conceptuales ya que dió lugar a la instalación de facilidades para el disfrute y aprovechamiento virtuoso: baños y bebida termal acompañados de actividad física en los spa hoteles y....la calle misma! Fue época de construcción de buena parte de los edificios de art nouveau que hoy se observan como la Sprudel Colonade inmortalizada en numerosas obras pictóricas de varios siglos atrás.

Pero... ¿Qué es la Colonade, o Hot Spring Water como se la conoce hoy en día? Es un fenomenal "brote" de agua que se impulsa desde más de 2000 metros de profundidad, a 73 grados, alcanzando una altura de más de 14 metros y con una continuidad que permite abastecer cómodamente a los hoteles de la zona. No contentos con eso, en Karlovy Vary uno puede caminar siguiendo el río y, de tanto en tanto, servirse las aguas termales de una suerte de fuentes, o sencillamente canillas e ir tomándolas como si nada, paseando. Es muy curioso ver con qué naturalidad vamos por la calle con unas pipas (muy bonitas, justo es reconocerlo) que permiten ir sorbiendo el agua cuya temperatura varía dependiendo del "brote" que uno haya elegido. Su sabor es claramente salado y la riqueza mineral se evidencia con solo ver el sedimento que va dejando en las fuentes (y las cañerías, una visita guiada al "mundo subterráneo" o "underwaters" que parten desde la Colonade es bien aleccionadora).




Dicen que las virtudes curativas de las aguas de Karlovy Vary sanan trastornos digestivos, del hígado, páncreas, riñones e intestinos. Ojalá. Yo solo me permito transmitirles que el estilo, belleza y paz de ese hermoso lugar seguramente es un mimo a la vida y en consecuencia, estoy convencida que solo puede curarnos. Y, si encima le agregamos una dosis de arte con la edición del renombrado Festival de Cine, el bienestar es total!!

Nosotros hicimos circuito de piletas de agua termal y nos tomamos unas cuentas pipas. Caminamos, nos trepamos al cerro hasta el mirador Diana desde donde se observa a Karlovy Vary como emergiendo del bosque. También tuvimos dos ricas cenas. Salimos reconfortados. Creo que Karlovy Vary nos sienta bien! Imposible que la conclusión sea otra...miren esta foto con afiche de película y todo....



domingo, 5 de julio de 2015

Viena. Cortito, apenas un vistazo en camino.


Saliendo de Italia y camino a República Checa, una noche en Viena es absolutamente indispensable y... acá estamos. Cortito:

Si a un alumno de arquitectura le consultan sobre los techos de las catedrales góticas y él responde "son de acero" es probable que salga reprobado. Si a un ciudadano de a pié se le consulta si imagina una situación bélica que derive en un bombardeo a una catedral gótica es probable que conteste "imposible". Pues bien, en el caso de la catedral de San Esteban de Viena quiso el destino (y la irracionalidad de toda guerra) que fuera una víctima del bombardeo de las fuerzas aliadas en 1945. De ese triste episodio sobrevivieron intactas las torres en aguja que se elevan al cielo y los pórticos y las arcadas que sostenían el techo de la nave central. Las fotos que testimonian el hecho son desgarradoras. Sin embargo, acá está, erguida orgullosa con su techo reconstruido con 605 toneladas de acero sustituyendo los tres mil troncos originales. Me recordó la reconstrucción del Whilhem Memorial Church de Berlín (para más detalles ver Día 2 del post http://alejandranaughton.blogspot.co.at/2010/06/berlin.html) 

San Esteban es un símbolo de la ciudad. Pero no el único. Si caminamos desde su puerta, ambas direcciones nos depararán otros también cautivantes. En un extremo, la Ópera de Viena. Viena, es música, es excelencia y buen gusto por eso la Ópera también es representativo de la ciudad. Y... También fue víctima del bombardeo, los daños destruyeron casi el 80% de sus instalaciones. Como la catedral también resurgió, preservando la acústica, pero no todo su preciosismo dorado. Acá dejo una foto que compara un techo de una sala que se salvó con el mismísimo auditorio, hoy mas austeros. Son distintos, pero dicen que el sonido es el mismo de siempre, perfecto.




Si en cambio desde San Esteban se camina en sentido inverso, se llega al acceso principal de 
Hofburg, desde donde la dinastía de los Habsburgo rigió el país hasta su caída en 1918. Su impronta está presente en sus portales, sus esculturas notables y en la leyenda que acapara la emperatriz Sissi, por su historia personal de esfuerzo para adaptarse muy joven a un mundo desconocido, otro poco por haber sido inmortalizada en el cine, y por su triste final: fue acuchillada por un anarquista en Ginebra en 1898. 

En Hofburg hay mucho por visitar, comenzando por el Museo de Sissi y siguiendo por tantos otros. Ahora, si en cambio lo que prefieren es el esparcimiento despreocupado, basta con dejarse llevar por los jardines impecables que van enlazando a los distintos edificios, o volver a esa zona peatonal enorme, encantadora, ornamentada con estatuas que nos lleva de vuelta a San Esteban. Imposible no sentirse una misma como Sissi, aunque sea .... En shorts, alpargatas, sombrero y anteojos de sol mandatorios en el verano. Hoy, la temperatura superó los 33 grados...


Me quedaron por profundizar Mozart, Strauss, Klimt, Freud, y Orson Wells con su Tercer Hombre. Pero les dije, el post era cortito.

jueves, 2 de julio de 2015

Florencia Fashion. Del Museo Salvatore Ferragamo y Museo Gucci




Después de unos días en Florencia y habernos nutrido de tanto arte, decidimos explorar...otro arte fascinante: la moda. Y como Florencia es una ciudad densamente poblada con museos, dos marcas internacionales, italianas y de origen florentino decidieron montar el propio.

El Museo Gucci está situado en la Piazza de la Signoria. Aprendí allí que las dos G símbolo de la marca  obedecen a Guccio Gucci, italiano que supo ser botones de un hotel de la alta sociedad londinense, ambiente en el que se nutrió desde lo estético y lo pragmático. Fue así que al volver a su terruño decidió comenzar a diseñar y ensamblar bolsos de viaje utilizando los elementos representativos de la zona, básicamente el cuero. Sin embargo, el gran público reconoce como primer hito de su carrera al diseño "flora" utilizado primero en pañuelos (que lo llevaran a la fama el cuello de la Princesa de Mónaco) y luego se reprodujeran en vestidos, anteojos y, simbólicamente, en perfumes. En la última sala del museo encontramos la que me resultó la sala mas curiosa, la dedicada a la cartera Bamboo. Explican allí que la famosa cartera de manija rígida nació como una manera de superar la escasez de elementos durante la guerra. Esa escasez no alcanzaba a las cañas de Bamboo que importaban de Japón por lo que se le ocurrió moldearlas para terminar con gran carácter el diseño de la cartera. Fue un hit de inmediato y, desde entonces no paró de recrearla (y otros de copiarla u " homenajearla"). Reconoceremos muchas Bamboo Bag en las vidrieras de Buenos Aires!


Pero...el Museo de Salvatore Ferragamo superó ampliamente mis expectativas. Hizo su fama diseñando zapatos para las estrellas de Hollywood y fue solo después de la crisis del 30 que decidió volver a Italia. En sus relatos reconoce que en un principio esa red internacional de clientes notables le hizo subestimar a la alta clase de Florencia hasta que logró fundir ambos mundos y en su honor eligió un lugar icónico para la instalación de su atelier. Tan representativo de Florencia es el emplazamiento, que basta con saber que fue construido en época medioeval por Geri Spini banquero en tiempos del Papa Bonifacio VIII para muestra del poderío de su familia y supo ser siglos después sede de la Municipalidad. Es el Palazo Spini Feroni, a pocos metros del Río Arno, frente al puente de la Trinidad (siguiente al Puente Vecchio). Por estos días una exhibición temporaria denominada "The Palace and the City" (¿les suena familiar?), ilustra con cuadros, fotos, y videos distintas circunstancias del Palazzo a lo largo de la historia, las tareas de restauración realizadas y el palpitar del día, desde que se despliega a primera hora hasta que cierra, en un cortometraje encantador. 




Dos salas son dedicadas a zapatos. Una en la que exhibe incontables modelos agrupados por los años durante los cuales fueron diseñados y por paleta cromática, otra en la que cuelgan con identificación de a quién pertenecieron las ormas que usó para moldearlos según la forma del pie de sus clientes. Entre ellas tuvo a símbolos de la moda como Audrey Hepburn para quien diseñó las celebérrimas balerinas (allá por los cincuenta), o a Marilyn Monroe para quien diseñó stilettos espectaculares (el mas famoso es el cubierto con cristales rojos Swarovsky y vendido en el año 1999 en una subasta de sus efectos personales hecha por Christie's ). También a Madonna. Lo de Madonna es particular: elige a Salvatore para el vestuario de la película Evita porque...Evita usaba zapatos Ferragamo. Hay una cita en los libros que se venden en la tienda que afirma que jamás había visto una mujer tan inteligente: decía que "tenía la fiereza de los Andes en sus pies, y la fiereza de la extravagancia en sus pedidos" (Salvatore Ferragamo, Shoemaker of dreams, London 1957). Se vé que Eva tenía bien claro la contribución indiscutible de la imagen para su condición de líder. En serio y sin sarcasmos: ¿habría tenido igual atracción si su imagen hubiera sido humilde o descuidada? Sinceramente, creo que no. 






martes, 30 de junio de 2015

Florencia y la Cúpula de Brunelleschi



¿Por qué Santa María del Fiori es la imagen de Florencia por excelencia? Porque se eleva, por encima de todo. La vemos siempre, y la ven quienes llegan a Florencia indicándoles con gesto inequívoco que van por buen camino. Es el centro neurálgico de la ciudad desde la Edad Media, desde la primer construcción de la primer catedral dedicada a Santa Reparata que data del siglo V, y también lo siguió siendo incluso cuando....se tropezó con un problema. Es que... el diseño elegido asumía una cúpula tan pero tan grande que nadie sabía cómo construirla... La más alta y mas ancha ni siquiera imaginada, lo que exigía para mantener las proporciones exteriores e interiores una técnica de doble cúpula, entre las cuales se encuentran estrechas escaleras a las que ayer nos trepamos para llegar a la cima. Con decirles que la altura exterior es de 114 metros y la interior 110!

Hicieron un concurso y terminó siendo adjudicado a Filippo Brunelleschi. Brunelleschi fue el primer arquitecto en abandonar el pragmatismo para incorporar cálculos y proporciones a sus obras. Así, la cúpula se compone de un octógono, ocho paredes  que armoniosamente se van angostando y elevando hasta encontrarse en el centro. Se dice que antes de hacerla estudió muy detenidamente en Roma la estructura del Panteón (comentada en http://alejandranaughton.blogspot.com.ar/2015/06/roma-finale-incluye-consejos-para.html ). Lo cierto es que este hombre notable llevó adelante la construcción de la primer cúpula sin soporte central. Recordemos que la cúpulas a medida que "crecen" generan una tensión del centro hacia el perímetro que hace que se sostengan a si mismas pero, para llegar a eso hay que ayudarlas.... Pues bien, él, en cambio, se valió de la intercalación de cadenas de ladrillos con forma de espina de pescado para que fueran generando esa tensión sin necesitar de un sostén removible una vez terminada la construcción. Ah! Como si todo esto fuera poco, se ocupó personalmente del control de calidad de los ladrillos, y el diseño de los complejos mecanismo de elevación y sostén. Fueron 16 años, y miles de hombres trabajando en una cúpula de 45 metros de diámetros comenzando a 69 metros de altura, cuatro millones de ladrillos...

Hay un libro muy interesante que leí antes del viaje de Ross King cuyo título es mas que evidente. Se titula: "La cúpula de Bruneleschi. Cómo un genio del Renacimiento reinventó la arquitectura". ¿Cómo no va a ser todo un símbolo de Florencia?

Florencia y sus infinitas vistas.



Florencia es una ciudad para elevarse. Las alturas ofrecen vistas, como dice el tÍtulo de la novela del escritor inglés E. M. Forter llevada al cine por James Ivory "A Room with a view" (conocida en castellano como "Un amor en Florencia"). Todas eternas e inolvidables, ya sean las que sorprenden al finalizar los 223 escalones de la Torre del Palazzo Vecchio desde donde se ve la catedral de Santa María del Fiori, o las que regalan los 114 metros exteriores de la mismísima cúpula desde donde se ve...todo! Pero todo sin la cúpula es nada, y por eso, no hay como la de Piazza de Michelangelo, cerquita pero alto, al otro lado del río donde la vista nos deja sin aire. Todo confluye allí, desde la cúpulas y torres medioevales, hasta el monumento a Miguel Ángel con su David observándolo todo desde lo alto rodeado de las tumbas mediceas.

Todo tiene en Florencia algo que ver con los Medici. Lorenzo, uno de los mas notables, apodado el Magnífico, decía que el arte no solo era para contemplarlo sino para cultivarlo. Así, bajo su mecenazgo se promovieron los mejores talentos que aún hoy, siglos después siguen sorprendiendo como entonces. El David de Miguel Ángel es un claro ejemplo. Dicen que Miguel Ángel lo esculpió usando un bloque de mármol descartado en la construcción de la Basílica. De ser un objeto descartado, pasó a ser un objeto de culto. Le bastó sólo remover las partes que le "sobraban" al bloque de mármol, como él sencillamente explicaba su don. Cuentan que cuando lo emplazó en el acceso al Palazzo de la Signoria, a la intemperie, fue tal el impacto que, además de pasar a llamarlo el "Gigante", el día de su aparición  pasó a ser un hito en el tiempo que determinaba el antes y después de las vivencias de la ciudad y su gente. La identificación colectiva con él fue inmediata.

La Piazza de la Signoria es un  museo al aire libre. Increíble por donde se la mire ya sea por el porte de los edificios que la rodean como por las esculturas que la enaltecen, solas, albergadas por la Logia de Lanzi, o centrando una fuente o en una típica estatua ecuestre. Y...hablando de vistas...nos hospedamos en el Palazzo Uguccioni, en el cuarto piso que regala desde el living la imagen de la Torre de la Signoria y desde una pequeña y deliciosa ventana del contrafrente en la ducha...una vista... no me van a creer, vean la foto que sigue tomada allí, la mismísima Santa María del Fiori.


sábado, 27 de junio de 2015

Roma. Finale (incluye consejos para viajeros)



Nos alejamos de Roma, ya estamos camino a Florencia...¿cómo pasaron los días tan rápido? Antes de que la bella Toscana se nos venga encima, termino con algunos temas salpicados que querría queden en mi memoria:

* El Panteón...qué extraña fascinación ejerce. Joya de la arquitectura, construido en honor a las divinidades de Julio Cesar (sobre un templo anterior construido por Agripa) fue el primer templo pagano convertido al cristianismo y, en consecuencia, el mejor conservado. Se conforma de dos espacios bien diferenciados: el pórtico rectangular de acceso en el que se destacan las columnas y el cuerpo central, enorme cúpula (de 43 metros de diámetro) madre de todas las cúpulas. Con categórica coincidencia su alto coincide con su ancho, permitiendo imaginar una esfera perfecta. La sensación de espacio y elevación que crea es clara, así como el ambiente todo, que se ilumina desde el óculo central con diferentes matices conforme gira el sol. Su plaza...su plaza es una fiesta...que gira alrededor de su obelisco.

* El Coliseo es otra joya que no deja de sorprender. Toda su estructura, funcionalidad, circulación es exactamente la que observamos en los estadios deportivos modernos. Como si nada hubiera cambiado, como si los romanos con su impronta lo hubieran hecho todo, sin dejarnos espacio para la evolución. Nosotros hicimos la visita nocturna, resulta mucho más misteriosa por la ausencia de bullicio (sólo entran a esa hora pocos grupos guiados), por la oscuridad y porque permite acceder (a diferencia de las visitas diurnas) al nivel de la arena y los subsuelos donde se pueden apreciar las complejas estructuras que utilizaban para albergar a los gladiadores, y animales de enorme porte, elevarlos y bajarlos a nivel de la arena y hacer circular agua para mantener el ambiente en razonable estado de higiene.

* Capilla Sistina: Sí, si, sí. Ella, y no los Museos Vaticanos es quien nos cautivó en la última noche. Mucho se puede hablar de ella, desde que debe su nombre al Papa Sixto IV hasta que su forma es definida pero imperceptible desde San Pedro, hasta que es el lugar en el que se celebran los cónclaves cada vez que se elige un Papa. Sin embargo voy a decir solo que se relata en el libro de Irving Shone, "La Agonía y el Extasis" que cuando Leonardo Da Vinci vió los frescos en la bóveda pintada por Miguel Ángel, y en particular el cuidadoso estudio de anatomía que había en semejante obra, le dijo: "Si tu uso de la anatomía hace a la Capilla Sistina tan buena, quienes te sucedan deberán usar mas anatomía para ser mejores (...). Llevaste el uso de la anatomía a tal perfección que no hay margen para otros, por lo que quienes te sucedan distorsionarán cuerpos y entonces se dirá: "La culpa es de Miguel Ángel, sin él podríamos haber refinado y mejorado la pintura anatómica durante siglos". Pues bien, tu la comenzaste y la terminaste en sólo un techo". Luego de tantos años de rivalidad y de íntima competencia imagino a Miguel Ángel reconfortado por tan sarcástico elogio.

Para terminar, unos consejos prácticos para visitar Roma:

* La zona de Piazza Spagna es ideal para estar mas o menos a la misma distancia del Vaticano y del Coliseo de manera que, con buen calzado, las recorridas se pueden hacer caminando y, de paso, disfrutando de las callecitas detenidas en el tiempo. Nosotros estuvimos en la zona del Palazzo Borghesse (Hotel Fontanella Borghese), a pocas cuadras de las escalinatas de la Piazza pero a la vez muy tranquilo sin tanto bullicio. 

* En verano, las visitas nocturnas proveen una fantástica oportunidad de evitar colas eternas, tumultos y calor insoportable. De noche pudimos hacer: Coliseo, y Museos Vaticanos. También se pueden hacer los Foros Romanos con espectáculo multimedia y todo (nosotros no llegamos). Como San Pedro está cerrada de noche, les aconsejo ir bien temprano porque las colas durante el día son muy descorazonantes! 

* Para las compras (y si...Roma también es sinónimo de moda y estilo) las calles obligadas son: Vía del Corso, Vía Condotti, Vía Frattina. (la Galería Alberto Sordi puede esperar). 

* Ah...una última: si van por la Fontana de Trevi, esperen un poco, está en plena restauración!

Ahora sí: allá vamos, Florencia!

viernes, 26 de junio de 2015

Roma. Piazza del Campidoglio.



Desde cualquiera de las colinas de Roma, con solo observar la línea del horizonte, se evidencian dos fuerzas, dos culturas que claramente todavía pujan. Ya sea ascendiendo desde Piazza del Popolo hacia el Pincio de Villa Borghese, o desde las terrazas Delle Quadrighe que planea sobre Plaza Venezia, nítidamente se observan cúpulas y mas cúpulas señalando iglesias, y también columnas y obeliscos señalando antiguas ruinas romanas o, más curioso aun, iglesias apoyadas en columnas o encolumnadas frente a obeliscos. Lo mismo se observa si solo nos dejamos llevar por las calles de la ciudad, evitando las grandes arterias: la historia se sucede con nitidez presente.

Tal vez sea la Plaza del Campidoglio el rincón más representativo de esta tensión cultural. De esa colina consagrada a Júpiter Dios de la antigua Roma partían y llegaban los ejércitos del imperio victoriosos y en esa colina se instauraron los gobiernos civiles luego de su caída, aquellos que intentaban ser independientes del poder papal. Una iglesia magnífica se eleva en la colina capitolina e ilustra cómo lo pagano y lo cristiano pueden fusionarse en singular belleza. Es la Iglesia de Santa María de Ara Coeli construida en el siglo XII. Miren estas columna, distintas, provenientes de templos, en una de ellas se observa incrustada (y si...un poco invasiva luce) la figura de la virgen.



Sin embargo, quien terminara poniendo un sello categórico a este rincón de Roma fue Miguel Ángel. A pedido del Papa Pablo III se obsesiona en devolverle a la zona su dignidad perdida y en ella fusiona lo mejor de él: estética y simbolismo, del pasado, del presente y proyectado al futuro. ¿Por qué? Porque utiliza lo que tiene: edificios que delimitan el lugar, una superficie evidentemente curva, una caída abrupta de nivel. Porque lo resignifica: actualiza las fachadas, diseña con mármoles en el piso dibujos que lejos de disimular, exaltan la forma curva del piso y, finalmente, porque hace que el focal se concentre en la estatua ecuestre de Marco Aurelio. Y es allí donde se proyecta el futuro: la estatua dá la espalda a los foros romanos, y se encamina decidida hacia la cúpula de San Pedro que la observa en exacta línea recta en el otro extremo de la ciudad. En el libro de Irving Stone, "La Agonía y el Extasis" Tomasso, amigo entrañable de Miguel Angel, en su lecho de muerte le dice: “Con San Pedro en un extremo y el Campidoglio en el otro, Roma será para siempre tanto de Miguel Ángel como de Julio César o Constantino". 

Un último párrafo para la Cordonata. Ese es el nombre de la curiosa escalera que Miguel Ángel diseñó para resolver el desnivel que le ofrecía la colina. Curiosa porque en lugar de empinarse con breves escalones, se insinúa con unos bien amplios, tanto que la misma podía ser subida por carruajes traccionados a caballo o, mejor aun, por nosotros, turistas del siglo XXI sin siquiera fatigarnos. 

Pd. Este post se llama Roma y no menciona a la Basílica de San Pedro. No es que me haya olvidado....sucede que por su entidad, se llevó la exclusividad de otro post: http://alejandranaughton.blogspot.com.ar/2015/06/de-la-basilica-de-san-pedro-y-el-papa.html

miércoles, 24 de junio de 2015

De la Basílica de San Pedro y el Papa Francisco



Cuando Miguel Ángel esculpió su Piedad apenas tenía 24 años. No creo que haya imaginado entonces que su obra siglos después seguiría generando tanta emoción. Despejó de un bloque de mármol lo necesario hasta descubrir a una madre muy joven, con su hijo en brazos, desgarrado, herido. Dicen que quiso construir desde el dolor de esa madre un claro puente de comunicación que no nos dejara indiferente ante la barbarie. Fue también otro tipo de barbarie, esta vez ejercida por un geólogo y con 15 martillazos la que derivó en que la protegieran con un panel transparente y luego con unas vallas que, lamentablemente hacen ya casi imposible observarla.

Pero ella está allí, en la primer nave de la Basílica de San Pedro, a la derecha, y es luego seguida de obras monumentales. Es que, San Pedro es monumental por donde se la mire. Para empezar, es la iglesia mas grande del mundo pero, a poco de caminarla se nota que todo está proporcionado de manera tal que, a pesar de sus gigantescos rasgos, parezca natural. Un ejemplo son los querubines que sostienen las fuentes de agua bendita...son..mas altos que nosotros! Y otro ejemplo es el baldaquino de Bernini que con sus 29 metros de altura y 46 toneladas de bronce se erige sobre la mismísima tumba de San Pedro señalando también al altar mayor. Ni su altura ni su materia atentan contra la sensación de extraña elevación y movimiento que genera el verlo.

Claro que...no se puede hablar de San Pedro sin hablar de su cúpula y con ella otra vez, hablar de Miguel Ángel, esta vez bien entrados sus 70 años y plantado ya, no solo como escultor, sino como arquitecto. Porque...qué otra cosa es una cúpula que no sea la combinación perfecta entre escultura y arquitectura? Se erige desde entonces blanca en el horizonte romano aunque imperceptible a veces desde la plaza San Pedro.

¿Cómo puede ser que no siempre se vea desde la plaza? Pues se ve dependiendo de los ángulos, las distancias, las alturas. Fue sólo después de la intervención de Bernini que San Pedro encontró su identidad de conjunto arquitectónico perfecto y singular. Esa identidad que hace irrelevante ver todo al mismo tiempo, para dejar paso al descubrimiento acompasado. Descubrimiento del obelisco testigo de la crucifixión de San Pedro, descubrimiento de la enorme fachada hecha por Maderna (tanto que no permite imaginar lo que anticipa), descubrimiento de la cúpula omnipresente aunque no se vea si uno está muy cerca, descubrimiento de largas galerías encolumnadas que parecen abrazar con su forma elíptica a quien se aproxima.

Y es allí, en el concepto de abrazo que me quiero detener. Hoy, asistimos a la audiencia Papal de los días miércoles. Aventura abrumadora por la multitud que moviliza, por la excitación de saber que la experiencia será única. Todo es bullicio hasta que el Papa Francisco aparece por las pantallas gigantes y desde entonces, el bullicio en lugar de convertirse en solemne silencio, se transforma en gritos de aliento, de admiración, de esperanza, mientras su cabeza se observa grácil en movimiento entre la gente de todos los confines del planeta que vienen a visitarlo. Recorre todas y cada una de las calles especialmente delimitadas entre la multitud, una y otra vez, saluda a todos por igual. Permanece en la plaza durante toda la mañana, incansable, a la intemperie...como abrazándonos. Cabeza, cuerpo y brazos. Miguel Ángel, Maderna y Bernini. Ellos, Él, nosotros. Ojalá.

Pd. El 19/3/2013 en este blog escribía así sobre la designación del Cardinal Bergoglio como Papa Francisco. http://alejandranaughton.blogspot.it/2013/03/el-papa-francisco-y-la-argentina-una.html



lunes, 2 de febrero de 2015

Big Little Lies (Pequeñas Grandes Mentiras) de Liane Moriarty



El verano, entre otros placeres y disfrutes, me reencuentra con la lectura pausada. Tal vez por esa razón, preparar qué libros leer durante las vacaciones es un desafío. Trato que estén a la altura de las expectativas. Pues bien: acabo de terminar un libro que funcionó perfectamente, tanto que me dió ganas de escribir algunas líneas tal vez para que dure un poco más. No me resigno todavía a continuar con el libro que sigue en mi lista. Pareciera que voy a extrañar a los personajes, más específicamente a sus mujeres.

Sí. Pequeñas Grandes Mentiras es una novela hablada desde el mundo femenino con todas las dimensiones simultáneas que ello implica. ¿O acaso no es una característica típica de nuestro genero estar haciendo foco en varios temas completamente distintos en profundidad y trascendencia al mismo tiempo? Liane Moriarty, escritora australiana, lo logra a la perfección.

El libro tiene una trama impecable que se va desplegando de a poco. Aunque ya en el primer capítulo se sabe que en una fiesta escolar de disfraces para padres (ellas caracterizadas como Audrey Hepburn y ellos como Elvis Presley) algo trágico sucedió, no es hasta el final que el circulo se cierra. Una vez planteada la tragedia, el relato retrocede seis meses hasta reencontrarse con el comienzo. 460 páginas separan el comienzo del final. Aunque largo, imposible dejarlo en la mesita de luz o al lado de la reposera...

Si bien la historia se desarrolla en una comunidad en la que abundan personajes (que por supuesto tienen opinión sobre todo lo que pasa), se destaca un grupo nuclear de mujeres sobre las cuales iremos conociendo sus historias, su presente, sus visiones de futuro, sus complejos, sus vanidades, y, muy especialmente, sus temores. Son Celeste, Madeline, Jane, Renata y Bonnie.

Confluyen en la historia todos los temas con los que una mujer en algún momento se topa: ¿estoy acompañando bien a mis hijos en la crianza, les estaré dando las herramientas para que se abran paso en la vida?, ¿haré bien desarrollando una carrera profesional, no debiera tener más presencia en casa?, ¿es la imagen de la familia típica, perfecta, auténtica o hay otras maneras de recrear sus virtudes mas auténticamente?, ¿hay parejas ideales?, ¿las parejas que observamos, son lo que parecen o lo que vemos es apenas la punta de un iceberg más complejo e intrigante? ¿son tan importantes los rituales familiares?, ¿conocemos a nuestros hijos?, ¿cómo manejarnos ante sus comportamientos totalmente inexplicables?, ¿cómo nos conectamos con el paso del tiempo y las huellas que dejan en nosotros?, ¿es real lo que reflejan las redes sociales?, ¿yoga o aerobics?, ¿Por qué los chicos se contagian piojos si están limpios???, ¿muñecos de nieve o castillos de arena? Ambos. ¿No es mucho? 

No debo contar mucho más....sólo decirles que todo lo que acabo de escribir es el contexto en el que se desarrollan los sucesos. Los sucesos son muy potentes y van desde acoso escolar hasta violencia de género doméstica. Esta novela fue escrita en 2014 en Australia y estuvo entre las más leídas y mejor apreciadas en Estados Unidos y Reino Unido el año pasado. Esto indica claramente que las mujeres tenemos todavía, universalmente, temas muy graves por revelar, dilucidar y combatir con convicción. Liane Mogarty tiene la habilidad de plantearlos y arrojar luz sobre ellos con mucha efectividad y, como si fuera poco, también con un toque de humor.

Recomiendo fervientemente el libro. Por el momento sólo está disponible en inglés editado por Penguin Random House. Los que no tengan ganas de leer, si esperan un poquito, seguramente podrán ver la versión televisiva que leí por ahí se estaba comenzando a producir de la cual, aparentemente, Nicole Kidman y Reese Witherspoon serían parte.