viernes, 18 de diciembre de 2015

La lección de las moras.


Cuando de cosechar moras se trata, algo curioso sucede. Generalmente la planta es prolífica y sus ramas se inclinan por el peso de los frutos, uno tiende a tener bien claro qué fruto quiere alcanzar, el que resalta por su brillo, por su perfecta forma, y… por lo inalcanzable. Nos estiramos, y estiramos pero la mayoría de las veces, no llegamos y, con un movimiento involuntario lo único que logramos es desprender frutos que, de tan cercanos y maduros, caen solos. No los vemos.

¿Por qué será que nos cuesta tanto identificar lo que tenemos cerca, a nuestro alcance? ¿Por qué será que nos es más espontaneo el “qué lindo sería…” cuando con sólo concentrarnos podríamos disfrutar de un “qué lindo es…”.

El 2015, que por estos días se está yendo, ha sido muy movilizador. Algunos con cierta melancolía balbucearán un “qué lindo fue…”, otros con ilusión un “qué lindo será…”. Yo propongo, entonces, en estas Fiestas disfrutar, simplemente, de las “moras” que tenemos a nuestro alcance. Rápidamente descubriremos que tenemos mucho por celebrar y agradecer. Exactamente ahora.

Comparto a continuación este video de Sandra Mihanovich cantando, “Somos lo que Somos” de la enorme Eladia Blázquez. Hacía muchísimo que no lo escuchaba, y debo reconocer, me dejó con un nudo en la garganta… Nos propone “encontrarnos con toda nuestra gente mirándonos de frente sin ropa y sin disfraz” y nos convoca a “aprendernos pronto el tomo de asumirnos como somos o no somos nunca más”. Imposible negarse!




Con un nuevo año por delante, tenemos todos nuestros propósitos, individuales y colectivos, por perseguir. Como las moras, están al alcance de nuestras manos. ¡A no dejarlos escapar! ¡Feliz Año Nuevo para todos! Cheers! Salud!